Donde cambió la historia de África

El recuerdo de la batalla de Cuito Cuanavale y la solidaridad de Cuba con el continente africano inició la primera jornada del XVII Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes

Autores:

Jorge L. Rodríguez González
Yailin Orta Rivera

PRETORIA, Sudáfrica, 14 de diciembre.— La primera jornada de trabajo del XVII Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes comenzó con una sesión especial dedicada a la batalla de Cuito Cuanavale, ese decisivo combate que cambió la correlación de fuerzas y abrió posibilidades nuevas para la independencia de Angola y la liberación de otras naciones africanas.

En Cuito Cuanavale, a más de mil kilómetros de Luanda, nuestro pequeño país se enfrentó a potencias de gran escala, de las más fuertes ubicadas en la zona del Tercer Mundo.

Al decir de Fidel «la situación verdaderamente crítica se creó en Cuito Cuanavale, donde no había cubanos, porque la unidad cubana más próxima estaba a 200 kilómetros al oeste, lo cual nos llevó a la decisión de emplear los hombres y los medios que hicieran falta —por nuestra cuenta y nuestro riesgo—, enviar lo que hiciera falta, aunque fuese necesario sacarlo de aquí».

Sobre esa batalla histórica, que marcó un hito en las operaciones que se extendieron a lo largo de toda una línea de cientos de kilómetros y de las que se derivó un movimiento hacia el suroeste de Angola de gran importancia estratégica, intercambiaron los asistentes al gran evento de Sudáfrica.

La proeza de los cubanos en las gestas africanas fue resaltada en un escenario en el que vibró con fuerza el lema angolano: A luta continua, a victória é certa.

Durante el intercambio íntimo con delegados, principalmente de Angola, Cuba y Sudáfrica, Jorge Risquet Valdés, miembro del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, recordó el momento en que conoció a Agostinho Neto, en 1953, cuando se celebraba en Bucarest el IV Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes.

África no es una tierra ajena para los cubanos sino parte de nuestra identidad, dijo al recordar que más de un millón de esclavos africanos encadenados llegaron a nuestra Isla, y que, en la lucha de independencia contra España, siete de cada diez combatientes llevaba sangre africana en sus venas.

Indicó que más de 380 000 soldados y oficiales cubanos pelearon en África, y más de 120 000 colaboradores nuestros, fundamentalmente del sector de la salud, han brindado sus servicios en este continente hasta la actualidad.

Además, miles de jóvenes africanos se han formado como profesionales en diversas universidades de nuestro país, dijo Risquet, y reiteró que Cuba seguiría brindándole su apoyo al continente.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.