Venezolanos agradecen solidaridad de Cuba

Intensa segunda jornada de trabajo de Machado Ventura en la nación bolivariana

Autor:

Juana Carrasco Martín

CARACAS.— En el CDI Los Flores de Catia comenzó este lunes el extenso recorrido realizado por el primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba, José Ramón Machado Ventura, que lo llevó por otros centros asistenciales de la Misión Barrio Adentro y refugios de emergencia para los damnificados por las lluvias, a fin de conocer la labor de los cooperantes cubanos en esta tarea solidaria, la que fue muy agradecida por pacientes y familias venezolanas.

«Como le hemos expresado al Primer vicepresidente, la ayuda cubana “no llegó”, porque hace más de diez años está presente en Venezuela», declaró enfáticamente el vicepresidente primero de la nación bolivariana, Elías Jaua, al agradecer a su vez la presencia de más de 40 000 hombres y mujeres que en el campo de la medicina, el deporte, la agricultura, la educación y en diversas áreas se desplegaron en esta especial situación y aseveró que Cuba es un emblema de lo que es un nuevo tipo de relaciones entre naciones y pueblos, de hermandad y unión.

En el Centro de Diagnóstico Integral de Gato Negro, durante la visita al Ministerio de Defensa —donde fueron recibidos por el general en jefe Carlos Mata Figueroa y otros altos oficiales—, y en el Hogar Gran Familia Bolivariana de la Escuela de Equitación Negro Primero del Ejército, el Primer vicepresidente cubano constató el espíritu de trabajo y el esfuerzo del personal de la Isla, así como el cariño y el reconocimiento expresado por los venezolanos.

Limpio y bien organizado a ojos vista, en el CDI Los Flores, donde unas dos docenas de pacientes esperaban turno para ser atendidos o eran ya tratados por los médicos de la institución —a donde diariamente acuden unos 300 enfermos a las consultas generales o especializadas de una población dispensarizada de más de 42 088 pobladores—, Neli del Río no podía contener su emoción cuando a su cama llegaron ambos vicepresidentes para interesarse por su salud y el trato recibido.

«Muy buen médico, muy buen cirujano. Fue una operación bastante difícil, y estoy muy bien, mañana me dan el alta», dijo la sencilla mujer, enfermera a su vez en el estado de Barinas y con 33 años de trabajo, que llevaba ya 16 días hospitalizada tras una operación por presentar una tumoración en la escápula derecha, complicada porque es diabética y se descompensó, según nos explicó.

«Los médicos y las enfermeras cubanas deben ser bien pagados por nuestro agradecimiento», dijo llorando emocionada la señora Neli, y trataban de calmarla y ya sonreía cuando la comitiva cubana en visita de trabajo entraba a la sala de terapia intensiva. Allí eran atendidos con esmero tres casos que evolucionaban de forma satisfactoria: Yoanna Guzmán, sometida a una esterilización quirúrgica; Dora Irma Ruíz por un infarto del miocardio ocurrido hacia siete días; y Rubén Estillarte, con seis días en terapia intensiva por un hematoma cerebral.

Los cuidados en ese momento estaban a cargo de la licenciada en enfermería Diana Rosa Martínez, con tres años y medio de servicio en Venezuela, y el doctor Tomás Lastre, desde hace dos años y medio en este CDI, coincidentemente, ambos de Campechuela, provincia Granma.

Con los refugiados en Fuerte Tiuna

En el refugio visitado en Fuerte Tiuna, donde serán construidos miles de apartamentos para los refugiados, al punto que se convertirá en una gran ciudad, fueron visitados el centro de acopio, uno de los amplios dormitorios, el infocentro y la sala situacional donde el coronel Carlos Leal Tellerías, director de la Escuela de Equitación, dio una pormenorizada información de la logística y las características sanitarias de las familias damnificadas que allí se albergan.

«Nos están prestando un buen servicio, somos de La Guaira, de Gramoven. Mil gracias por todo», decía Iraima Parra, y asentían Elizabeth y Dayana, otras dos madres afectadas por el temporal y que estaban dando su aporte común en la cocina.

También mostraban su satisfacción por la visita los seis colaboradores que ostentaban con orgullo el pulóver rojo con el emblema tricolor de Barrio Adentro Deportivo. Los güineros José Díaz Valdés y Fidel Armenteros, el cardenense Manuel Duquesne, el villaclareño Yuneski Perdomo, Iván Núñez de la Isla de la Juventud, y Jorge Gutiérrez, de Holguín, prestan sus conocimientos en la equinoterapia, de la que se están beneficiando niños con problemas motores-cerebrales o afecciones como el síndrome de Down.

Atentos y dispuestos escucharon la exhortación del dirigente cubano al valorar el trabajo y la disposición que había observado en el recorrido: «Apreciamos que están haciendo un buen trabajo, como corresponde. Nosotros en estos momentos debemos extremar nuestra solidaridad, y así lo hemos hecho de una forma práctica, con el pueblo venezolano, con su Gobierno y su Revolución. Esa es la expresión que están viendo ustedes de los colaboradores cubanos».

A requerimientos de los periodistas cubanos y de Venezolana de Televisión, Machado Ventura especificó: «Nosotros esto lo hacemos por un entrañable sentido de la solidaridad, de la amistad, del compromiso con este pueblo, con su Revolución, y esta es la forma que tenemos, modestamente, de manifestar este sentimiento.

«Apreciamos la magnitud de la tragedia, de los daños, y realmente nuestro pueblo, nuestro Gobierno, nuestro Partido, nuestros dirigentes —en forma directa tanto el compañero Fidel como el Presidente Raúl—, nos señalaron que tratáramos de hacer un recorrido, de llevar el mensaje de ellos también de solidaridad, y reitero, de compromiso con lo que podamos, en cualquier sentido, ayudar al pueblo bolivariano».

El primer vicepresidente José Ramón Machado Ventura destacó la atención, organización y perfección del trabajo de las fuerzas armadas y reconoció el mando, la idea y la orientación del Presidente Chávez de que no quedara un venezolano desamparado en esta situación.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.