WikiLeaks: Estados Unidos presionó a Noruega por escudo antimisiles

Según un cable de la Embajada estadounidense en Oslo Washington presionó a políticos noruegos dentro y fuera del Gobierno para contrarrestar las críticas de Rusia y distinguir así la posición de Noruega y «evitar daños a la solidaridad de la Alianza», en referencia a la OTAN

Autor:

Juventud Rebelde

OSLO, enero 5.— Estados Unidos ejerció fuertes presiones sobre el Gobierno de Noruega para que apoyara su programa de defensa antimisiles en Europa y las tácticas de críticas a la oposición de Rusia, reveló hoy un diario noruego.

La información fue divulgada por el periódico Aftenposten tras acceder a cables diplomáticos filtrados por el sitio Wikileaks, cuyo torrente propagandístico se incrementó a finales de noviembre con la correspondencia secreta del Departamento de Estado de Estados Unidos.

Según un cable de la Embajada estadounidense en Oslo y revelado por el portal, Washington presionó a políticos noruegos dentro y fuera del Gobierno para contrarrestar las críticas de Rusia y distinguir así la posición de Noruega y «evitar daños a la solidaridad de la Alianza», en referencia a la OTAN.

Funcionarios norteamericanos se reunieron con destacados políticos, periodistas y diplomáticos aliadas en Oslo, en una ofensiva a lo que consideraban críticas provocadoras rusas al plan de defensa balística, diseñado por el Pentágono, destaca Aftenposten.

«Un cambio de la opinión pública noruega no se considera probable, pero de inmediato está a nuestro alcance que se influya en las elites políticas», escribió el ex embajador Benson K. Whitney.

Conforme a la versión, Whitney sugirió entonces centrar la ofensiva diplomática en las amenazas de Rusia a la alianza, lo cual tendría más resonancia ante la cautela que han mostrado en general los noruegos hacia su gran vecino, puntualiza la fuente periodística.

El rotativo considera preocupante el hecho de que funcionarios gubernamentales criticaran en público el plan del escudo antimisiles, mientras que en privado mantenían otra postura con Estados Unidos.

De acuerdo con el diario, ya en 2007 algunos ministros del Gabinete hicieron saber a los estadounidenses que el programa misilístico no sería un problema. En 2008 autoridades noruegas sugirieron a instancias de la OTAN un acuerdo para garantizar la seguridad de todos los países miembros de un posible ataque de misiles, lo cual podría influir en la posición oficial de Oslo.

Tal iniciativa se aprobó finalmente en la cumbre del bloque, celebrada en noviembre último en Lisboa.

El partido de Izquierda Socialista fue el que más se opuso al emplazamiento del sistema antimisiles norteamericano en Europa por temor a que pondría en peligro el desarme, concluyó el periódico noruego.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.