Auguran juicio «infame e hipócrita» a Posada Carriles

Voceros del sector informaron que este martes la Fiscalía Federal de Estados Unidos presentará argumentos contra el sujeto, quien vive en Miami bajo protección oficial pese a ser requerido en varios países por acto de terrorismo

Autor:

Prensa Latina

WASHINGTON, enero 10.— Autoridades judiciales estadounidenses iniciaron hoy el juicio contra el terrorista Luis Posada Carriles con la selección del jurado para un proceso que algunos medios califican de infame e hipócrita, reporta Prensa Latina.

Voceros del sector informaron que este martes la Fiscalía Federal de Estados Unidos presentará argumentos contra el sujeto, quien vive en Miami bajo protección oficial pese a ser requerido en varios países por acto de terrorismo.

Sobre esta presentación, el director nacional del grupo ANSWER, Brian Becker, acusó a la Casa Blanca de hipocresía por preparar un juicio migratorio a Posada Carriles cuando debía ser juzgado por su historial terrorista.

Algunas fuentes consideran que si Posada tuviera que responder por sus actos terroristas, otra sería la historia. «Posada tiene mucho que decir y eso es un gran problema para Estados Unidos», asegura Becker.

El fin de semana, activistas que simularon la acción de un tribunal criticaron que el sujeto sea juzgado por cargos menores de perjurio y fraude y no por su responsabilidad en actos terroristas.

Posada es responsable de la muerte de 73 personas que viajaban en un avión cubano saboteado en pleno vuelo en 1976. Condenado en Venezuela por ese crimen, logró fugarse.

También es señalado por ser el arquitecto de los atentados contra instalaciones turísticas de La Habana en 1997, uno de los cuales causó la muerte al joven italiano Fabio di Celmo, y varios complots para matar al líder histórico de la Revolución cubana, Fidel Castro.

Si los magistrados lo encuentran culpable de mentir sobre su relación con quienes pusieron las bombas en La Habana, la justicia estadounidense estaría obligada a procesarlo por ser el autor intelectual de dichos crímenes.

Para los gobiernos de Cuba y Venezuela, el caso es un show interpretado por abogados de la administración de George W. Bush (2001-2009) para librar a Washington de su inacción contra un terrorista confeso.

El juicio en El Paso, Texas, será presidido por la jueza Kathleen Cardone, quien aceptó que la Fiscalía Federal presente los informes de las autoridades cubanas sobre los sabotajes a instalaciones turísticas en 1997 y 1998.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.