Brasil busca retornar a la normalidad

La cifra de muertos en los municipios más afectados de la zona montañosa de Río de Janeiro anda ya por 820 y la lista de desaparecidos tiene más de 500 personas

Autor:

Juventud Rebelde

BRASILIA, enero 25.— Dos semanas después de la peor catástrofe natural de la historia de Brasil, habitantes de la región serrana de Río de Janeiro luchan hoy por recuperar la normalidad, mientras prosigue la búsqueda de cadáveres y desaparecidos.

Según Prensa Latina, la cifra de muertos en los municipios más afectados de la zona montañosa de ese estado brasileño anda ya por 820 y la lista de desaparecidos tiene más de 500 personas, con lo cual las víctimas fatales podrían sobrepasar las 1 200.

El último balance preliminar de organismos de socorro y autoridades estaduales y municipales confirman el fallecimiento de 397 personas en Nova Friburgo, 327 en Teresópolis, 67 en Petrópolis, 22 en Sumidouro, seis en Sao José do Vale do Río Petro y uno en Bom Jardim.

Por su parte, el Ministerio Público divulgó una lista de 513 desaparecidos en esos y otros municipios de la región serrana de Río de Janeiro, donde el pasado día 11 un fuerte temporal provocó deslizamientos de tierra que arrasaron todo a su paso y sepultaron cientos de viviendas, la mayoría con todos sus moradores dentro.

Imágenes de noticieros de televisión y de fotógrafos de sitios web y diarios nacionales muestran a los habitantes de Vale do Cuiabá, en Petrópolis, en labores de limpieza de calles y viviendas, en un intento por regresar a la normalidad, al igual que lo hacen en muchos otros sitios de esa zona montañosa.

Asimismo, este lunes, comenzó la demolición de casas asentadas en lugares de riesgo del municipio de Nova Friburgo —el más damnificado por las intensas precipitaciones de hace dos semanas—, con el objetivo de evitar futuras calamidades, al trasladar a sus habitantes a sitios seguros.

Para ello, los gobiernos federal, estadual y municipal anunciaron la construcción inmediata de 2 000 casas, y de otras 8 000 en un futuro cercano, a fin de dar una morada segura a los desabrigados por la actual catástrofe y a los miles que residen en zonas de riesgo en esos municipios.

Mientras tanto, unas 7 000 familias inscritas comenzarán a recibir en febrero entrante un auxilio de 400 y 500 reales (de unos 235 a 295 dólares) de acuerdo con el lugar de residencia, para el alquiler de una vivienda, reveló Rodrigo Neves, secretario estadual de Asistencia Social y Derechos Humanos.

«Ese registro para el alquiler social es el instrumento definitivo para la inserción de esas familias en los programas habitacionales y para que el gobierno estadual pueda realizar el acompañamiento social permanente, con la inclusión productiva de esas familias», indicó Neves en nota de prensa.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.