EE.UU. espiaba Cancillería británica

El Departamento de Estado norteamericano tenía interés en obtener información sobre los lazos de Iván Lewis, secretario de Estado de la Cancillería, y el entonces canciller británico David Miliband

Autor:

Prensa Latina

LONDRES, febrero 5.— Estados Unidos ordenó a sus diplomáticos espiar a funcionarios de la cancillería británica para conocer detalles privados, rivalidades y tensiones internas, según cables filtrados por el sitio Wikileaks, divulgados hoy en el diario The Daily Telegraph.

Para el rotativo londinense, las revelaciones aportan más luz sobre la llamada relación especial entre Reino Unido y la Casa Blanca, de los tiempos de George W. Bush que se han visto empañadas, en apariencia, con la nueva administración del presidente Barack Obama.

El Departamento de Estado norteamericano tenía interés en obtener información sobre los lazos de Iván Lewis, secretario de Estado de la Cancillería, y el entonces canciller británico David Miliband, así como de otros diplomáticos, señala un cable secreto de 2009, filtrado por Wikileaks. Las solicitudes de Washington se remontan dos meses después del nombramiento de Lewis en junio de 2009.

Otro despacho, desvelado por la página del australiano Julian Assange, afirma que Estados Unidos se comprometió a entregar a Rusia secretos sobre los arsenales nucleares de Reino Unido, cuestión presumiblemente vinculada a la firma del nuevo Tratado de Reducción y Limitación de Armas Estratégicas (START-3) entre Moscú y Washington.

Analistas consultados por The Daily Telegraph sostienen que dicho acuerdo ruso-estadounidense socava la política del gobierno británico de mantener en secreto el poder de disuasión del país europeo con los misiles estratégicos Trident.

Las conversaciones entre bambalinas están contenidas en más de 1 400 cables confidenciales, de febrero de 2009, sobre el intercambio de la embajada de Estados Unidos en Londres y el Departamento de Estado, según el diario británico.

The Daily Telegraph asumió la publicación de los cables filtrados por Wikileaks, tras  la ruptura de Assange con The Guardian, atribuido al nuevo libro biográfico En el interior de la guerra sobre el secreto de Julian Assange (WikiLeaks: Inside Julian Assange's War on Secrecy), de los periodistas David Leigh y Luke Harding.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.