Advierte gobierno egipcio que el ejército podría intervenir

Continúan las protestas que piden la salida de Hosni Mubarak

Autor:

Juventud Rebelde

EL CAIRO, febrero 9.— El ministro de Relaciones Exteriores egipcio, Ahmed Abul Gheit, advirtió este miércoles que el ejército podría intervenir para detener el caos, mientras continuaban las protestas contra el presidente Hosni Mubarak.

Hasta ahora las Fuerzas Armadas se habían mostrado reticentes para tomar cartas del asunto; sin embargo, el Canciller planteó la necesidad de contar con su apoyo para preservar la Constitución y evitar una situación peligrosa que ponga en riesgo la seguridad nacional de la nación.

A pesar de las advertencias, los manifestantes continuaron desafiando a Mubarak. Además de continuar concentrados en la plaza de Tahrir —escenario la víspera de la concentración más multitudinaria de las últimas dos semanas—, rodearon este miércoles las sedes del Parlamento y del Gobierno.

Los dos edificios, ubicados uno frente a otro, fueron protegidos por militares y vehículos blindados, por lo que el Consejo de Ministros tuvo que celebrarse en otro lugar, indicó AFP.

También se registraron protestas en el sur del país, donde resultaron heridas más de un centenar de personas y cinco fallecieron, según balances médicos.

Además, EE.UU. continuó presionando para que Egipto ponga en marcha una transición. Desde Washington, el portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs, dijo que las medidas adoptadas por el Gobierno egipcio hasta el momento «no han alcanzado aún el umbral mínimo» de lo que exige el pueblo. «Creemos que debe hacerse más», agregó, insistiendo sin embargo, en que EE.UU. no dictará las reformas políticas en Egipto.

Poco después, en una entrevista a la cadena de televisión norteamericana PBS, el canciller Ahmed Abul Gheit rechazó los llamados de EE.UU. para que su Gobierno derogue inmediatamente una ley de emergencia y acusó a Washington de intentar imponer su voluntad exigiéndole a Egipto reformas inmediatas, reportó Reuters.

El titular desestimó el consejo dado la víspera por el vicepresidente norteamericano, Joe Biden, quien enumeró cuatro medidas que su país quiere que Egipto adopte: dejar de hostigar a los manifestantes, derogar inmediatamente la ley de emergencia que permite la detención sin cargos, ampliar la participación en un diálogo nacional para incluir a más miembros de la oposición y tratar a esta como un aliado en la elaboración de una hoja de ruta para poner fin a la crisis política.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.