Emergencia en Bolivia y Perú por intensas lluvias - Internacionales

Emergencia en Bolivia y Perú por intensas lluvias

El ministro boliviano de Defensa informó que más de seis mil familias están afectadas por el temporal, lo cual es consecuencia del fenómeno meteorológico La Niña

Autor:

Juventud Rebelde

Bolivia y Perú han declarado la emergencia nacional tras las inundaciones ocasionadas en varios de sus respectivos departamentos por las intensas lluvias caídas en las últimas semanas. En ambas naciones las precipitaciones han dejado miles de damnificados y múltiples daños materiales, afirma TeleSur.

En el Departamento de Beni (noreste de Bolivia), los municipios de Rurrenabaque, San Borja y Santa Rosa fueron declarados en alerta máxima por los desbordamientos de los ríos, que han afectado las viviendas, cultivos y dejado damnificados, manifestó el responsable del Comité Departamental de Emergencias, Carlos Dellien.

«Los desbordes de los ríos Beni, Ibare y Mamoré han sobrepasado los límites por la intensidad de las precipitaciones pluviales, pese a los esfuerzos de los equipos de emergencia», reseñó la estatal Agencia Boliviana de Información (ABI).

«El gobierno nacional está emitiendo el decreto supremo de declaratoria de emergencia; esta declaratoria de emergencia se aplica en los diferentes niveles del país», anunció el pasado martes el ministro boliviano de defensa, Rubén Saavedra, durante una rueda de prensa en el Palacio de Gobierno.

En la provincia de Ballivián (Beni), una de las ocho que integran el Departamento norteño, se requiere de ayuda urgente de las autoridades nacionales, indicó la agencia de noticias. Específicamente de los organismos de defensa civil, para que se encarguen de la evacuación de las personas que viven en zonas de alto riesgo.

Los medios locales han señalado que una corriente de agua arrastró a cuatro personas, pero lograron salvarse gracias a la ayuda de otros pobladores.

El responsable del Comité Departamental de Emergencias, Carlos Dellien, indicó que las lluvias caen de manera incesante y de allí el riesgo de que el torrencial continúe, pero en otras provincias del departamento amazónico.

En tanto, explicó que el municipio de Rurrenabaque, limítrofe con el norte de La Paz, se encuentra inundado y sus habitantes mantienen la esperanza de que cese la lluvia, que pudiera extenderse hasta el próximo mes de marzo.

«La crecida de las aguas ha provocado correntadas de magnitud que amenazan la sobrevivencia de los habitantes, entre ellos algunos turistas que se encuentran en la zona», declaró el alcalde de Rurrenabaque, Yerko Nuñez.

El ministro boliviano de Defensa informó que más de seis mil familias están afectadas por el temporal consecuencia del fenómeno meteorológico La Niña.

«Tenemos contabilizadas seis mil 900 familias en todo el territorio nacional que fueron afectadas por el fenómeno de la Niña. Los equipos de atención de emergencia están realizando el registro de familias afectadas y de daños materiales que están dejando desastres naturales», agregó.

De acuerdo al servicio meteorológico boliviano, el fenómeno La Niña se inició en junio del 2010 y se extenderá hasta marzo de este año.

Además de lluvias intensas en siete de los departamentos, este fenómeno climático también ha generado sequía en los departamentos de Oruro y Potosí, ubicados al sureste del país.

El temporal ha causado al menos 50 fallecidos en los primeros dos meses del año en curso.

En Perú

El jefe del Instituto Nacional de Defensa Civil, Luis Palomino, informó que el Gobierno peruano declaró estado de emergencia por un lapso de 60 días en las provincias de Huamanga, Huanta y Vilcashuamán, ubicadas en la región de Ayacucho (centro), como consecuencia de las lluvias caídas en los últimos meses.

«Esta decisión obedece al pedido del Gobierno regional porque hay severos daños durante los meses de enero y febrero, particularmente carreteras destruidas, cultivos afectados y muchas viviendas destruidas», dijo Palomino en referencia al anuncio gubernamental.

El temporal lluvioso ha dejado en la región andina, al menos tres mil 610 damnificados y otros 10 mil afectados, a esto se le suman daños en la agricultura con 11 mil 227 hectáreas de cultivo dañados y otras 50 destruidas.

También, ha arrasado con unos 240 mil kilómetros de carreteras y ha afectado a otras 236. En tanto, 15 puentes han quedado totalmente derruidos y otros cuatro con severos daños estructurales.

El responsable de defensa civil indicó que la emergencia podría extenderse a otras zonas del país, en especial, a Puno y Apurímac (sur)

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.