Canciller de Bahréin afirma que la nación está en una «fase muy peligrosa»

Los chiítas antes sólo exigían una reforma política y económica, pero ahora quieren cambiar el régimen, o sea derrocar al actual Rey Hamad bin Isa al-Jalifa

Autor:

Juventud Rebelde

La situación en Bahréin se encuentra en una «fase muy peligrosa», aseguró este jueves el canciller, jeque Jaled bin Ahmad al Jalifa ante las divisiones religiosas que afectan el país tras la renuncia la semana pasada de los titulares chiíes de las carteras de Salud y Vivienda, quienes protestaron por las fuertes represiones contra los manifestantes opositores que piden cambios constitucionales en el país, informa Telesur.

«Lo que está pasando en Bahréin se encuentra en una fase muy peligrosa. Hay estabilidad, pero tememos ante todo divisiones entre las comunidades religiosas», dijo el ministro desde Turquía al canal local NTV, donde cumple una visita oficial.

La salida de los ministros de Sanidad, Nezar bin Sadeq al Baharna, y el de Vivienda, Mohsen al Alawi, se suman a la de doce jueces del circuito judicial chií que también renunciaron días atrás.

Los juristas dejaron sentado en una carta su contundente condena a los «sucesos sangrientos», así como el "uso excesivo de fuerza y armas" por parte de las autoridades contra la población.

El corresponsal de teleSUR en Medio Oriente, Hisham Wannous, comentó en un reporte este jueves la desaparición de algunos integrantes de asociaciones de derechos humanos quienes querían informar a la comunidad internacional los acontecimientos represivos de los últimos días en el Reino.

"Varios miembros y activistas de organizaciones de los derechos humanos que estaban tratando de transmitir la situación que está aconteciendo en Bahréin y apoyando a los manifestantes chiítas han desaparecido, pero no se tiene mayor información sobre el paradero o el estado en el que se encuentran esas personas", dijo.

En Bahréin existe una división religiosa entre los chiítas y los sunitas, porque la minoría sunita controla el país. A esto se suma el hecho de que la renuncia de los dos ministros chiítas reduce la representación de esta facción dentro del Gobierno.

"Los chiítas han subido el nivel de sus reclamos, antes sólo exigían una reforma política y económica, pero ahora quieren cambiar el régimen, derrocar al actual Rey (Hamad bin Isa al-Jalifa), algo que no permitirá el Consejo de Cooperación del Golfo y por eso países vecinos como Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos han enviado tropas para ayudar al Reino a reprimir las manifestaciones", agregó el corresponsal.

Desde Arabia Saudita han llegado unos 500 militares en medio de la crisis política desatada en Bahréin para contrarrestar a los opositores que reclaman cambios inmediatos.

El secretario de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-Moon, manifestó la semana pasada su preocupación por la entrada de tropas extranjeras al Reino de Bahréin. La acción es respaldada por el Consejo de Cooperación del Golfo (CCG). Además, el funcionario, también mostró su angustia por el incremento de la violencia en la mencionada nación.

El rey de Bahréin, Hamad Ben Isa Al Khalifa, decretó el pasado día 15 estado de emergencia  tras las manifestaciones en las que la mayoría chiíta exigía pacíficamente su dimisión. El anuncio se realizó un día después de que el Gobierno apoyara la intervención de fuerzas extranjeras para “calmar” a los manifestantes.

Al respecto, el analista internacional, Ernesto Wong Maestre, explicó que en la nación del Golfo Pérsico, se vive una dinastía controlada por los miembros de una familia que se han sucedido el mando.

"Esto es verdaderamente una dictadura porque es el rey el que designa a los jueces y representantes de los poderes Judicial,  Ejecutivo y Legislativo".

Agregó que en el Reino tienen una asamblea formada por dos instancias, "pero la instancia superior está controlada por partidarios de la dinastía que son sunitas" señaló en entrevista exclusiva para teleSUR.

El experto recordó que desde que surgió el Islamismo en el siglo IX, con la muerte del profeta Mahoma, "se dividieron la ambición por el poder y hoy en día, el sistema social que existe en Bahréin, es el capitalismo donde predomina el petróleo".

Sobre ese tema, Wong Maestre dijo que la gran distribución de la riqueza no se realiza como debería ser entre los trabajadores. "Este caso coincide con la mayoría chií, es decir, más que discriminación hay una explotación que ocurre en los sistemas capitalistas y la redistribución de ingresos no se realiza a toda la sociedad".

Estados Unidos es una gran aliado de Bahréin, en el Reino está la quinta flota norteamericana que tiene más de seis porta aviones nucleares, buques y submarinos.

"Es un emporio militar que controla el Golfo Pérsico y las principales vías del comercio en esa zona", subrayó el internacionalista.

Denunció por otro lado, que los grandes medios de comunicación que responden directamente a las intereses de Estados Unidos "tratan de apaciguar la realidad y hacen ver al resto del mundo que todo se está resolviendo".

"Hay dos expertos de Naciones Unidas independiente, que hicieron el diagnóstico de las desapariciones y líderes de grupos de jóvenes donde se producen las protestas, que seguirán incrementándose" indicó.

El experto señala que las oligarquías capitalistas árabes y las grandes masas influyen de forma directa en esas misteriosas desaparciciones.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.