Dilma Rousseff entrega 54 nuevos centros educativos infantiles en Brasil

La presidenta brasileña destacó la importancia que tienen esas instituciones en la lucha por combatir desde la raíz las desigualdades sociales en el país suramericano

 

Autor:

Juventud Rebelde

BRASILIA, marzo 24.—La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, participa hoy en la firma de compromisos con 419 municipios para la construcción de 718 nuevos centros educativos infantiles y entrega de manera simbólica 54 ya edificados, informa PL.

Como parte de las actividades que realiza con motivo del Día Internacional de la Mujer, que el gobierno brasileño decidió extender a todo el mes de marzo, la rúbrica de los documentos para la construcción de nuevos jardines y la entrega de los ya concluidos se realizará en el Salón Noble del Palacio de Planalto.

La edificación de esos centros está incluida en el Programa Nacional de Reestructuración y Adquisición de Equipos para la Red Escolar Pública de Educación Infantil (Proinfancia), creado en 2007 y pertenciente al plan de desarrollo de la enseñanza en Brasil.

El principal objetivo de Proinfancia radica en prestar asistencia financiera para la construcción de escuelas de enseñanza infantil y guarderías, así como para la compra de los equipos y el mobiliario necesario para esos locales.

Fuentes del Ministerio de Educación precisaron que a las prefecturas que van a edificar esos 178 centros se les entregaron dos prototipos de proyectos diferentes, uno que permite atender 240 infantes de cero a cinco años, en dos turnos, con ocho aulas, salón de informática, cocina, comedor, patio cubierto, entre otros.

El otro prototipo sólo tiene cuatro aulas para atender 120 menores, en dos turnos.

Recientemente la presidenta brasileña adelantó el inicio de la construcción de seis mil guarderías y preescolares hasta 2014, para darle cumplimiento a una de sus promesas electorales. En ese momento sostuvo que ninguna madre trabaja tranquila si sus hijos no están protegidos y bien cuidados.

Destacó la importancia de esos centros para la educación de los menores y para combatir desde la raíz las desigualdades sociales en Brasil, ya que -explicó- los menores de cero a cinco años que reciben atención social y pedagógica, higiene y alimentación adecuadas, llegan con mejores condiciones a la vida escolar.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.