Aumentan el área de evacuación en Japón

Ante el peligro de radiactividad el Gobierno japonés incrementó el radio del área de evacuación de 20 a 30 kilómetros alrededor de la central nuclear de Fukushima-1

Autor:

Juventud Rebelde

TOKIO, marzo 25.— El Gobierno japonés aumentó este viernes el radio del área de evacuación de 20 a 30 kilómetros de la central nuclear de Fukushima-1 ante el peligro de radiactividad y pidió a las personas que viven en esa zona que abandonaran voluntariamente sus casas y fueran a los refugios, reportó Kyodo.

La Agencia de Seguridad Nuclear de Japón reconoció que la vasija de contención del reactor 3 de la central nuclear de Fukushima-1 podría estar dañada, luego de que se detectara en el área la presencia de agua con altos niveles de radiactividad. Sin embargo, la propia institución, citada por Reuters, indicó que no hay datos suficientes que indiquen que el reactor 3 tenga una fisura.

El primer ministro japonés, Naoto Kan, en su primer discurso público sobre la crisis en una semana, dijo que la situación en la planta nuclear de Fukushima, ubicada a 240 kilómetros de Tokio, no estaba empeorando, pero también admitió que no estaba «en ningún lugar cerca del punto» de estar resuelta, destacó Reuters.

La televisión pública japonesa NHK informó que los niveles de radiactividad superan los límites permitidos en cinco prefecturas: Fukushima, Ibaraki, Chiba, Saitama y Tochigi. Mientras, en el interior de la central, la elevada radiactividad dificultó los esfuerzos de los operarios para restablecer la refrigeración en algunas áreas, donde se ha detectado agua con una radiación 10 000 veces superior a la normal.

Sin embargo, los operarios de la planta, con la ayuda de bomberos, reanudaron este viernes la inyección del líquido sobre las unidades 2, 3 y 4 de la central, mientras tratan de reactivar las bombas para poner en marcha sus sistemas de refrigeración rociándolas con agua de mar.

Según trascendió, el Ejército de EE.UU. proveerá de agua para ayudar a enfriar la planta.

El miedo a la radiactividad en el aire, el agua y los alimentos, y la posibilidad de que se produzca un nuevo terremoto luego de la fuerte réplica del jueves, han sembrado la ansiedad en Tokio. Mientras, las autoridades insisten en su llamado a la calma.

Asimismo trascendió, según el nuevo parte oficial, que más de 10 000 personas murieron en el terremoto y tsunami del pasado 11 de marzo y 17 500 aún permanecen desaparecidas a causa del desastre.

Dos semanas después del sismo, unas 250 000 personas continúan alojadas en 1 900 refugios temporales. El frío que se registra en la zona noreste del país, con temperaturas por debajo de cero grados en las madrugadas, complica la situación de los damnificados.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.