Acepta Gadafi iniciativa de paz africana, aunque siguen combates

Los dignatarios de cinco países africanos informaron de sus conversaciones el domingo con El Gadafi, que los recibió en una tienda beduina instalada en Trípoli para discutir una propuesta pacificadora

Autor:

Prensa Latina

TRÍPOLI, abril 11.— El líder libio, Muamar el Gadafi, aceptó un plan de armisticio inmediato con los rebeldes armados, con quienes dialogará hoy una delegación de la Unión Africana (UA) en Benghazi, pese a continuar los combates.

Los dignatarios de cinco países africanos informaron de sus conversaciones el domingo con El Gadafi, que los recibió en una haima (tienda beduina) instalada en el complejo de Bab Al-Aziziya, en esta capital, para discutir una propuesta pacificadora.

Según los emisarios de la UA, el gobernante de Libia dio el visto bueno a una «hoja de ruta» que prioriza un «cese total e inmediato de todas las hostilidades» y convoca a un diálogo entre el Gobierno y el Consejo Nacional de Transición (CNT), que aglutina a los alzados.

«Completamos nuestra misión con el líder hermano, y la delegación (libia) ha aceptado la hoja de ruta como se la presentamos», aseguró el jefe de Estado de Suráfrica, Jacob Zuma, que integra la comitiva encabezada por su homólogo de Mauritania, Mohamed Ould Abdel Aziz.

El plan prevé un «manejo incluyente» de un período de transición a fin de poner en práctica «reformas políticas necesarias para eliminar las causas de la presente crisis», desatada el 15 de febrero.

Un portavoz del Gobierno de Trípoli aseveró que las autoridades trabajan en la elaboración de una Constitución que sustituiría al «Libro Verde» redactado por El Gadafi, aunque no precisaron el rol que el nuevo texto reservaría al líder libio.

La iniciativa africana pidió respetar «las legítimas aspiraciones del pueblo libio para la democracia, reforma política, justicia, paz y seguridad», y omitió referencias a si El Gadafi retirará sus tropas de las ciudades que controlan, como reclaman los insurrectos.

Tampoco se refirió a la transición en los términos de Occidente de condicionar cualquier arreglo a la dimisión del jefe de la Jamahiriya libia, en el poder desde 1969, aunque el comisionado de paz y seguridad de la UA, Ramtane Lamamra, admitió que se abordó durante las pláticas.

Asimismo, la misión de la UA subrayó la necesidad de una «conducción diligente de la ayuda humanitaria» y señaló la creación de corredores para hacer llegar la asistencia a la población civil.

Los cinco presidentes viajaron este lunes a Benghazi, segunda ciudad de Libia y convertida en capital de la insurgencia, para hablar con representantes del CNT y tratar de arrancarles compromisos para la paz.

Las gestiones de la UA estuvieron antecedidas de un intenso bombardeo de los aviones de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) contra posiciones gubernamentales en Misratah y Ajdabiya, que esta madrugada se repitieron, según fuentes estatales.

Datos de la alianza atlántica refirieron la destrucción ayer de 25 tanques del Ejército gubernamental, 14 en las afueras de Misratah, al este de Trípoli, pero en la zona oeste del país, y 11 cuando se dirigían hacia Ajdabiya, ciudad oriental que debieron abandonar.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.