Unión Europea negocia rescate con Portugal frente a crisis política

El examen comienza un día después de la publicación por parte del Fondo Monetario Internacional de los deprimentes pronósticos de la economía lusa

Autor:

Juventud Rebelde

BRUSELAS, abril 12.— Expertos de la Comisión Europea (CE), el Banco Central Europeo (BCE) y el FMI inician este martes en Portugal la búsqueda de consenso sobre el plan de rescate pedido por ese país, en medio de crisis política.

El examen comienza un día después de la publicación por parte del Fondo Monetario Internacional (FMI) de los deprimentes pronósticos de la economía lusa.

Esa entidad prevé que el desempleo en Portugal alcance 11,9 por ciento y en 2012 una cifra récord de 12,4 por ciento, combinada con un aumento de la inflación del 2,4 por ciento en ese período.

La comisión de expertos, denominada misión de evaluación, pretende allanar el camino a nivel político con el Gobierno y la oposición conservadora para precisar detalles del plan de ayuda financiera pedido por Lisboa el pasado miércoles.

Tras la demanda de auxilio, los ministros de Finanzas de la UE exigieron a las autoridades de la nación ibérica que se comprometa con reformas estructurales para recibir el rescate, estimado en 80 000 millones de euros.

Tanto el BCE como el FMI expresaron su conformidad en ayudar a Portugal, pero a cambio el Gobierno luso deberá aplicar un drástico plan de austeridad y aceptar privatizaciones, estimaron los titulares de Finazas del bloque, reunidos el fin de semana último en Budapest, Hungría.

El paquete de reformas, anunciado por Lisboa el 11 de marzo antes de acudir a la ayuda exterior, desencadenó un conflicto político debido al desacuerdo entre las formaciones parlamentarias frente a la gestión de la crisis financiera.

A fines de ese mes, el primer ministro socialista José Sócrates presentó su dimisión, después de que el Parlamento rechazó el plan de austeridad destinado a garantizar la reducción del déficit público sin recurrir al plan de rescate.

Después de varios meses de resistencia, Portugal se convirtió en el tercer país, luego de Grecia e Irlanda, en solicitar la asistencia internacional para enfrentar la debacle sufrida por sus instituciones financieras.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.