Denuncian en Venezuela recrudecimiento de campaña contra Chávez

El exvicepresidente de la República, José Vicente Rangel, sostiene que uno de los componentes de la cruzada es llevarla al exterior para generar rechazo internacional contra el estadista, quien es claro favorito por su amplio respaldo popular

Autor:

Prensa Latina

Sectores de la oposición venezolana con el apoyo de medios de comunicación fortalecen su campaña para afectar la candidatura del presidente Hugo Chávez de cara a las elecciones-2012, denunció este domingo el periodista José Vicente Rangel.

De acuerdo con el exvicepresidente de la República, uno de los componentes de la cruzada es llevarla al exterior para generar rechazo internacional contra el estadista, claro favorito por su amplio respaldo popular, según encuestas y recientes movilizaciones realizadas en esta capital por movimientos sociales.

Es evidente que grupos económicos, partidos políticos y medios privados buscan trasladar el debate venezolano al extranjero con el fin de generar discrepancias entre gobiernos y sembrar la imagen de Chávez como un factor desestabilizador en la región, advirtió en su programa José Vicente.

Para Rangel, la campaña también persigue crear escenarios favorables a sanciones y otras medidas al amparo de organismos internacionales, utilizados por Estados Unidos como punta de lanza de su política contra países soberanos que han emprendido procesos de cambio.

La estrategia antivenezolana incluye la participación de factores internos y externos, señaló en el espacio dominical del canal Televen.

Dirigentes del Partido Socialista Unido de Venezuela coinciden con la denuncia del comunicador social, quien goza aquí de reconocimiento y prestigio.

En la medida que se acerquen las presidenciales de diciembre de 2012, aumentarán los planes desestabilizadores, porque la oposición sabe que en las urnas no puede con Chávez, comentó recientemente a Prensa Latina el diputado socialista Diosdado Cabello.

Cabello consideró que algunos sectores mantienen una agenda violenta, como la evidenciada en 2002 y 2003, cuando empresarios, partidos tradicionales, militares desleales y medios de prensa protagonizaron un golpe de Estado y un paro petrolero, ambas acciones neutralizadas por la población.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.