OTAN aumenta bombardeos sobre Libia, mientras Gobierno gestiona paz

Residentes en la localidad montañosa de Nafusa aseguraron que los primeros bombardeos de la alianza atlántica favorecieron a los alzados para ganar terreno y combatir a las fuerzas leales al líder libio

Autor:

Juventud Rebelde

La OTAN recrudeció este martes sus bombardeos aéreos contra Libia, favoreciendo avances rebeldes en el oeste, mientras el Gobierno de Muamar el Gadafi gestiona un alto el fuego con la insurgencia basado en una iniciativa africana, informa PL.

Fuentes oficiales en Trípoli informaron de nuevas agresiones de los aviones de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) sobre posiciones en esta capital, luego que en la madrugada del lunes atacaron un complejo residencial de El Gadafi en Bab Aziziyah.

Otras posiciones del Ejército regular en áreas estratégicas del oriente del país fueron blanco de incursiones en las últimas horas, después de que Italia anunció su decisión de contribuir con aviones de combate para atacar directamente objetivos gubernamentales.

Entretanto, residentes en la localidad montañosa de Nafusa, en el extremo occidental limítrofe con Túnez, aseguraron que los primeros bombardeos de la alianza atlántica favorecieron a los alzados para ganar terreno y combatir a las fuerzas leales al líder libio.

Nafusa es una zona habitada por tribus de la minoría Bereber que registró un éxodo masivo de sus moradores al comienzo de los enfrentamientos entre partidarios y opositores a El Gadafi hace dos meses, y el posterior cerco del Ejército.

Por otro lado, el ministro libio de Relaciones Exteriores, Abdelati Al-Obeidi, insistió en la necesidad de conseguir una solución a la beligerancia, pero lamentó el rechazo de los insurgentes aglutinados en el Consejo Nacional de Transición (CNT), según reportó la televisión.

El titular se reunió el lunes en Addis Abeba, capital etíope y sede de la Unión Africana (UA), con dos representantes del CNT bajo el auspicio de esa organización continental, que hace menos de un mes presentó un plan de armisticio que fue objetado por los irregulares.

Al-Obeidi y los opositores se entrevistaron, por separado, con responsables del Consejo de Paz y Seguridad de la UA, así como con delegados de otras organizaciones internacionales para hallar una solución que pase por el diálogo entre los contendientes.

El canciller libio recordó que Trípoli hace esfuerzos para la paz y, en ese sentido, respaldó las iniciativas presentadas por Turquía, la UA, Grecia y países latinoamericanos, las cuales reprobó el CNT porque se resiste a dialogar con El Gadafi y exige su salida del país.

Los rebeldes insisten en que el líder libio debe dimitir de su cargo y abandonar el país junto con su familia, exigencia que desestima El Gadafi y que no es prioritaria en la propuesta africana, de ahí que el CNT la consideró "obsoleta".

Aunque las dos partes aceptaron la mediación africana, y el Gobierno libio afirma seguir en permanente contacto con otros potenciales gestores de un alto el fuego, los combates prosiguen también hoy en Misratah, el principal enclave insurgente en el oeste de esta nación.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.