Mueren hijo y tres nietos de Gaddafi en bombardeo de la OTAN

Muammar al-Gaddafi se encontraba en la residencia en el momento del bombardeo, y salió ileso de este

Autor:

Juventud Rebelde

TRÍPOLI, abril 30.— Los bombardeos lanzados por la OTAN en las últimas horas sobre la ciudad de Trípoli cobraron la vida de uno de los hijos del líder libio Muammar al-Gaddafi, Saif al-Arab Gaddafi, informó este sábado el enviado especial de Telesur a la nación norteafricana.

El portavoz del Gobierno libio, Musa Ibrahim confirmó el asesinato de Saif al-Arab Gaddafi, informó el corresponsal Rolando Segura. Saif al-Arab tenía 28 años. Tres de los nietos del líder libio también fueron asesinados durante el bombardeo.

Según la información suministrada, Muammar al-Gaddafi se encontraba en la residencia en el momento del bombardeo, y salió ileso de este.

El periodista indicó que en la vivienda aún se podía ver la sangre de las víctimas fatales de este nuevo ataque de la OTAN, que había afirmado que los bombardeos no estaban dirigidos a zonas residenciales y que asesinar a Gaddafi no era un objetivo de la coalición occidental.

Este es el segundo hijo de Muammar al-Gaddafi asesinado por bombardeos de fuerzas militares occidentales. El 15 de abril de 1986, aviones estadounidenses llevaron a cabo una serie de ataques  en los que asesinaron a Jana, hija del líder libio.

Bombas de la OTAN cayeron también el sábado cerca de los estudios de TV donde Gaddafi ofrecía una declaración, reportó ANSA.

«Un edificio adyacente a la sede de (el canal) Al-Jamahiriya fue  bombardeado mientras Muammar al-Gaddafi daba su discurso: esto significa que el objetivo era el mismo líder de la revolución», afirmó la TV tras las declaraciones del coronel libio.

En su alocución, Gaddafi afirmó que ninguna persona podrá obligarlo a salir de su país.

«No abandono mi país. Nadie puede obligarme a hacerlo o  decirme que no debo combatir por Libia», dijo ante las cámaras de TV.

«Libia está lista ya ahora a un cese del fuego, pero que no  sea unilateral», declaró. «Somos los primeros en aceptar un cese del fuego, pero el ataque de los cruzados de la OTAN no se ha frenado», agregó.

Durante la jornada, las tropas gubernamentales libias prosiguieron los combates en las localidades del oeste del país, incluida Misurata, y abrieron un nuevo frente en el sudeste, desde donde intentaron penetrar en el territorio bajo control rebelde.

Las tropas de Gaddafi avanzaron desde el desierto al sur del bastión rebelde de Bengazi, hacia la localidad de Yalu, donde se produjeron combates y se reportaron seis opositores fallecidos, según fuentes insurgentes citadas por EFE.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.