El Papa Juan Pablo II ha sido beatificado tras su muerte hace seis años

Con la beatificación, calificada como la más rápida de la historia moderna, se cumple otro peldaño para que Juan Pablo II llegue a ser Santo

 

Autor:

Juventud Rebelde

Seis años y 29 días después de su muerte este domingo se concretó en la ciudad del Vaticano la Beatificación de Juan Pablo II acto envuelto entre las controversias generadas en los últimos tiempos por las acusaciones contra la Iglesia Católica de encubrir a curas pederastas, informa Telesur.

Con la beatificación, calificada como la más rápida de la historia moderna, se cumple otro peldaño para que Juan Pablo II llegue a ser Santo

Diversas organizaciones sociales conformadas por víctimas de sacerdotes católicos acusados de pederastas han rechazado la «velocidad» con la que la Iglesia Católica promovió esta beatificación.  Desde México la Red de Sobrevivientes de Abuso Sexual por sacerdotes manifestó su indignación por lo que consideran la minimización de las denuncias hechas contra los representantes del Vaticano.

Joaquín Aguilar Méndez miembro de la citada organización expresó la decepción de «nosotros, como víctimas de abusos de sacerdotes, saber que no se analizaron todas las pruebas de que Juan Pablo II sí estuvo al tanto de estos delitos y creemos que por eso no debería ser beatificado».

Aguilar, quien en su infancia también fue abusado por un cura, resaltó que la beatificación de Wojtyla a sólo seis años de su muerte «demuestra únicamente la desesperación de la Iglesia Católica por limpiarse del escándalo de pederastia» y destacó que es un irrespeto para todas las víctimas que sus querellas no hayan sido respondidas con justicia.

Recordó además el caso del sacerdote mexicano fundador de los Legionarios de Cristo, Marcial Maciel, quien antes de morir en 2008, fue acusado de abusos sexuales a menores y además mantuvo una doble vida con dos mujeres y varios hijos.

Pero para el Papa Joseph Ratzinger, así como para muchos fieles en el mundo, Karol Wojtyla debe ser recordado como «un gigante» que «abrió a Cristo a la sociedad, la cultura, los sistemas políticos y económicos, invirtiendo con la fuerza de un gigante -fuerza que le venía de Dios- una tendencia que podía parecer irreversible».

Durante la ceremonia de este domingo el Papa defendió las razones de la rapidez con la que se dio el proceso de beatificación. Sobre esto dijo que «la beatificación ha llegado pronto porque así lo ha querido el Señor, desde el día de su muerte su olor de santidad ondeaba en el aire».

Recordó que Juan Pablo II «nos enseñó que no debíamos tener miedo de ser cristianos y a no tener miedo de la verdad, porque la verdad es la primera garantía de la libertad», ha dicho, antes de recordar que pasar 23 años a su lado como prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe (antigua Inquisición) le permitió conocer «su profundidad espiritual, la riqueza de sus intuiciones, y su humildad».

El enviado especial de teleSUR a el Vaticano reportó que luego del acto de beatificación centenares de personas permanecen en las calles de Roma. Indicó que no se han abordado las críticas a la Iglesia Católica.

«En el Vaticano las críticas se ocultan y justifican la velocidad de la beatificación de Juan Pablo II», reportó el enviado de teleSUR.

La cifra de asistentes, según la policía de Roma, superó el millón y medio de personas. El Vaticano estimó la cifra a un millón, aunque en las últimas horas había afirmado que la plaza de San Pedro y la vía de la Conciliación tienen cabida para 300 mil personas.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.