Nuevos enfrentamientos en Costa de Marfil dejan 40 víctimas fatales

Ese país africano se aproximó a una guerra civil cuando Laurent Gbagbo se negó a ceder el poder a Ouattara tras las elecciones del pasado 28 de noviembre

 

Autor:

Juventud Rebelde

Los combates de los últimos días entre efectivos del Ejército de Costa de Marfil y una milicia leal al ex presidente, Laurent Gbagbo, han dejado 40 muertos, cuyos cadáveres fueron dejados en las calles de Abiyán, según informó el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), informa Telesur.

Los más recientes enfrentamientos reflejan las dificultades del país africano para recuperar la estabilidad tras la violenta lucha de poder que se desató después de las elecciones presidenciales del pasado 28 de noviembre entre Gbagbo y el ganador de los comicios, Alassane Ouattara, actual presidente del país.

Costa de Marfil se aproximó a una guerra civil cuando Gbagbo se negó a ceder el poder a Ouattara tras las elecciones del pasado 28 de noviembre, provocando un conflicto en el que murieron miles de personas y más de un millón abandonó el país. La situación comenzó a estabilizarse cuando fue arrestado Gbagbo el pasado 11 de abril.

Uno de los jefes del ejército marfileño explicó que los combatientes partidarios de Gbagbo presentes en el barrio de Yopougon, en Abiyán, son en su mayoría liberianos que llegaron a Costa de Marfil tras las elecciones contratados como mercenarios. Por el momento, el Gobierno marfileño no ha conseguido que abandonen las armas.

Otras zonas de la principal ciudad de Costa de Marfil han recuperado la normalidad tras el final del conflicto, con la reapertura de los bancos y la vuelta del tráfico habitual.

El Gobierno de Ouattara está investigando al ex presidente Gbagbo y a su círculo de confianza por supuestos abusos de Derechos Humanos cometidos durante el conflicto. Gbagbo, que se encuentra en arresto domiciliario en el norte del país, ha reclamado esta semana a sus seguidores que contribuyan a que Costa de Marfil recupere la estabilidad.

Desde la cárcel, Gbagbo manifestó  su deseo de que el país recupere la normalidad y que se curen las heridas causadas tras la crisis postelectoral, según informó el arzobispo Desmond Tutu a los medios locales tras reunirse con el ex mandatario.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.