Consideran inhumana muerte de inmigrantes en Mediterráneo

La coalición española Izquierda Unida afirmó que es necesaria una explicación para que no se avergüence más a los europeos con esta actitud inhumana

Autor:

Juventud Rebelde

MADRID, mayo 10.— La coalición española Izquierda Unida (IU) calificó hoy de escandaloso e inhumano que la OTAN haya dejado morir por hambre y sed a 61 inmigrantes, abandonados en una embarcación en el mar Mediterráneo durante 16 días.

El portavoz de IU en el Congreso de los Diputados (Cámara baja), Gaspar Llamazares, consideró vergonzoso que los barcos y aviones de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) no socorrieran a los civiles que huyen por mar del conflicto libio.

Al menos 61 personas murieron en marzo último, tras quedar a la deriva la precaria embarcación en la que trataban de llegar a la isla italiana de Lampedusa y no ser auxiliados por los buques que la alianza atlántica desplegó en la zona en el marco de la agresión a Libia.

Precisamente, Llamazares registró este martes en la Cámara baja una pregunta ante la posible vulneración de la Convención de la ONU sobre el Derecho del Mar, que obliga a prestar auxilio a las personas en peligro.

En su interpelación, IU pregunta al Gobierno de España qué actuación piensa asumir para contribuir a esclarecer, como activo miembro de la OTAN, el deceso por hambre y sed de 61 desplazados procedentes de Libia, entre ellos varias mujeres y niños.

El portavoz de la coalición de izquierda quiere que el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero explique si piensa solicitar en el seno de la Unión Europea y de la organización castrense sendas investigaciones para aclarar las circunstancias de este grave suceso.

También desea conocer si la administración central está de acuerdo en que se depuren las posibles responsabilidades de Italia y de la OTAN en esa zona del Mediterráneo, donde se encuentran los navíos y aeronaves que mantienen un embargo contra la nación magrebí.

Llamazares argumenta en su iniciativa que la embarcación zarpó de Trípoli el pasado 25 de marzo con 72 personas, en su mayoría etíopes, escapando de la guerra desatada por Occidente en el país norteafricano.

Navegaron durante 16 días en un área surcada por barcos y aviones de la OTAN y ni la guardia costera italiana, que había sido alertada, ni portaaviones como el Charles De Gaulle o el Garibaldi, que los supervivientes aseguran haber avistado, acudieron para socorrerles, agrega el texto.

«Creemos que es un escándalo, y tiene que tener una explicación por parte del Gobierno, así como una investigación de los organismos internacionales. Así lo hemos propuesto», remarcó.

A su juicio, es necesaria una explicación para que no se avergüence más a los europeos con esta actitud inhumana que, denunció, mueve al escándalo.

IU intenta aclarar, además, si con esta inacción se pudo producir una contradicción entre el abandono de los civiles que escapan de la guerra en Libia y la misión de proteger a la población, establecida en la Resolución 1973 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.