Martelly prometió educación y servicios gratuitos para todos los haitianos

En su primer discurso a la nación, el nuevo presidente haitiano, Michel Martelly, aseguró a su pueblo que la situación del país va a cambiar

 

 

Autor:

Redacción Digital

El nuevo presidente de Haití, Michel Martelly, prometió este sábado en Puerto Príncipe durante su primer discurso a la nación que ofrecerá educación y servicios gratuitos para todos los haitianos. Pidió al pueblo que confíen en él porque «las cosas van a cambiar» para beneficio de todos.  «Dicen que no tenemos moral porque no tenemos educación, pero hoy yo digo que voy a poner a todos los niños en escuelas gratis (...) Voy a luchar para que la educación sea obligatoria, porque es la forma de retirar a los niños de las calles», puntualizó.

Martelly aseguró la necesidad de cambios y la apertura a los negocios como estrategia para salir de la crisis que atraviesa el país caribeño. «El nuevo Haití está abierto a los negocios», enfatizó. Pidió la colaboración de los haitianos para desarrollar la nación y planteó la necesidad de aprovechar sus recursos naturales. «Es tiempo que empecemos a vender las riquezas culturales del país, tenemos el mejor sol del Caribe, la agricultura más auténtica y un buen pasado», puntualizó.

Ante miles de personas, vestidas de azul y rojo, que escucharon las palabras del Presidente aglomerados frente a las ruinas del palacio presidencial, destruido por el sismo,  Martelly advirtió: «Debemos tener tolerancia para evitar la división y dejar de un lado todas esas cosas que nos impiden construir el desarrollo del país». También dirigió un mensaje al segmento poblacional más vulnerable en la situación haitiana: «Yo nos los voy a olvidar, a las personas que viven en las carpas, confíen en mí». «Con la voluntad de cada uno, con la gracia de Dios vamos a colocar a Haití en primer lugar para siempre», aseveró.

Toma de posesión

Michel Martelly juró este sábado como nuevo presidente de Haití, pese a un apagón que dejó a oscuras el edificio donde funciona provisionalmente el Parlamento en la capital haitiana, Puerto Príncipe. La ceremonia de asunción costó al Estado del país más pobre de América unos 2 millones de dólares. René Preval le entregó la banda presidencial al presidente de la Asamblea Nacional (Parlamento), maestro de ceremonias, quien a su vez se la dio a Martelly, vencedor en la segunda ronda de las elecciones presidenciales, el 20 de marzo.

El fallo eléctrico cortó la luz en la estructura prefabricada utilizada para el traspaso de poderes en el momento en que el presidente del Parlamento, Rodolphe Joazile, se disponía a imponer al flamante mandatario la cinta con los colores de la bandera. Tras la investidura, el cantante de música popular de 50 años se convirtió en el 56 dignatario haitiano y el cuarto de ellos en ser elegido democráticamente en los últimos 60 años.

Sin un programa de gobierno aún conocido, Martelly prometió esta mañana frente al Congreso reunido en sesión extraordinaria reconstruir la capital devastada por un terremoto, desarrollar la agricultura y erigir un ejército moderno, así como respetar los derechos del pueblo, de los trabajadores y de la gran patria.

El artista de la cabeza rapada tendrá el desafío de encabezar la reconstrucción del país más pobre del Hemisferio Occidental, que vive una situación de crisis extrema desde hace más de un año, cuando un devastador sismo provocó más de 300 000 muertos y dos millones de damnificados, de los cuales más de 650 000 residen aún en campamentos donde la situación es cada vez más crítica. A ello se suma una epidemia de cólera que ya cobró 5000  vidas y la Organización Panamericana de la Salud estima que el número puede triplicarse desde este mes, cuando comenzará la etapa de lluvia y empeorarán las condiciones de insalubridad.

La enviada especial de teleSUR a Puerto Príncipe, Madelein García, explicó que los seguidores de Martelly salieron a las calles para brindar su apoyo al nuevo gobernante y que también se han visto pequeños grupos que protestan. «Se han encontrado algunos focos de disturbios pero nada que sobrepase lo normal, las fuertes medidas de seguridad y el gran despliegue que se encuentra en todo Puerto Príncipe», recalcó la corresponsal.

Al cambio de investidura presidencial, asistieron decenas de figuras y dignatarios, entre ellos el expresidente estadounidense Bill Clinton;  el enviado especial de la ONU para Haití, Edmond Mulet; el presidente de Surinam, Desi Bouterse, y el dictador Jean Claude «Baby Doc» Duvalier. Por Cuba estuvo presente una delegación encabezada por el vicepresidente del Consejo de Estado, Esteban Lazo Hernández, quien este viernes se reunió con los mandatarios saliente y entrante, y repasó el buen estado de las relaciones entre las dos islas del Caribe.

Con información de Prensa Latina y Telesur.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.