Refuta Siria sanciones de Estados Unidos

Las autoridades de Damasco remarcaron que mantendrán su decisión independiente y su resistencia ante los repetidos intentos de EE.UU. de manipular la decisión nacional y obstaculizar el proceso de reforma global

Autor:

Juventud Rebelde

DAMASCO, mayo 19.— Las medidas adoptadas por la administración estadounidense contra el presidente sirio Bashar al-Assad y otros funcionarios, tomando como base los actuales incidentes en este país, no han afectado ni afectarán ninguna de las decisiones tomadas por el Gobierno de esa nación, según sostuvo un pronunciamiento emitido este jueves por un portavoz del ejecutivo.

Siria condenó así las sanciones adoptadas el miércoles contra el mandatario por EE.UU. y dadas a conocer en una nota del Departamento del Tesoro, y afirmó que son parte de un esquema regional de Washington que sirve a los intereses de Israel, reportó PL.

Tampoco, puntualizó el pronunciamiento citado por la agencia oficial SANA, afectarán la postura tradicional de Siria sobre sus políticas regionales e internacionales, en clara alusión a su apoyo a la causa palestina y a los movimientos de resistencia contra la ocupación israelí.

En ese sentido, las autoridades de Damasco remarcaron que mantendrán su decisión independiente y su resistencia ante los repetidos intentos de EE.UU. de manipular la decisión nacional y obstaculizar el proceso de reforma global.

Según indicaron, dentro de los planes estadounidenses destaca la llamada Ley de Rendición de Cuentas contra Siria, la cual fue precedida de la colocación del país en la hipócrita lista de Estados patrocinadores del terrorismo, por su apoyo a la resistencia.

Muchas de las prácticas de la Casa Blanca nos ofrecen pruebas de la no credibilidad de la defensa norteamericana de los derechos humanos y de su doble rasero, añadieron.

Al respecto, el Gobierno sirio recordó que militares estadounidenses asesinan diariamente a decenas de civiles, entre ellos niños y mujeres, en Afganistán, Paquistán, Iraq y Libia.

Las medidas punitivas contra Al-Assad y seis funcionarios de su gabinete abarcan la congelación de fondos propios en Estados Unidos y la prohibición de realizar negocios en aquel país, pero Damasco cree que su alcance trasciende a los propios individuos.

Todo acto de agresión contra Siria representa una contribución estadounidense a la agresión israelí contra ese país y los árabes; y la medida estadounidense solo puede interpretarse como una incitación que conduce a la continuación de la crisis.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.