EE.UU. invita a rebeldes libios a abrir oficina en Washington

Diplomáticos estadounidenses transmitieron a los dirigentes rebeldes una invitación del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, para que abran una oficina de representación en la capital estadounidense

Autor:

Juventud Rebelde

El secretario de Estado adjunto para Oriente Medio de Estados Unidos, Jeffrey Feltman, manifestó este martes su rechazo a cualquier negociación con el Gobierno de Muammar Al Gaddafi, para buscar una salida pacífica a la crisis que vive esa nación desde hace más de tres meses, al tiempo que invitó a los rebeldes libios a que abran una oficina en Washington, la capital estadounidense.


«Gaddafi ha perdido toda legitimidad para dirigir el país (...) Debe abandonar el poder inmediatamente», dijo Feltman durante una conferencia de prensa en Benghazi.

Feltman señaló que el Consejo Nacional de Transición (CNT), principal organización rebelde, «es un representante legítimo del pueblo libio».

El diplomático estadounidense anunció que ha transmitido a los dirigentes rebeldes una invitación del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, para que abran una oficina de representación del CNT, en la capital estadounidense.

Según Feltman, la apertura de esa oficina permitirá «potenciar el desarrollo de los vínculos entre el CNT y Estados Unidos».

«Estamos contentos de que hayan aceptado nuestra oferta, es una etapa importante en nuestra relación», agregó.

Asimismo, el responsable estadounidense anunció que el Congreso de EE.UU. votará próximamente el levantamiento de la congelación de los bienes del Gobierno de Gaddafi y que esos fondos «serán destinados al pueblo libio».

«Los libios, como la gente en todo el mundo, tienen derecho a determinar su propio futuro y Estados Unidos continuará apoyándoles y trabajando con el CNT en ese esfuerzo», señaló.

Feltman llegó a Benghazi al día siguiente de la visita el pasado domingo de la Alta Representante para Asuntos Exteriores de la Unión Europea (UE), Catherine Ashton, quien inauguró una oficina de representación de la organización europea en la capital rebelde.

Entre tanto, la Organización del Tratado Atlántico Norte (OTAN) y sus aliados continúan los ataques en territorio libio. En la noche de este lunes atacaron un depósito de vehículos militares en Trípoli, ubicado en las cercanías de la residencia del líder Al Gaddafi.

Las autoridades libias han asegurado que el ataque fue perpetrado contra un cuartel y dejó al menos tres muertos y 150 heridos.

Desde el pasado mes de marzo, la OTAN ha bombardeado constantemente a Libia y ha manifestado su apoyo a los rebeldes armados libios, que intentan tomar el poder en su totalidad en la nación norteafricana.

Pese a que las fuerzas colonialistas han reiterado que su misión es «proteger» a los civiles y que su blanco no es el líder libio, el pasado mes de abril fuerzas de la OTAN asesinaron a tres nietos de Gaddafi y a su hijo menor.

En estos ataques imperialistas cientos de civiles han perdido la vida y otras decenas han resultado heridos. El Gobierno de Gaddafi ha pedido en reiteradas ocasiones buscar una solución diplomática que evite la violencia y la muerte de más inocentes.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.