Colombia dejó en libertad a acusado de presuntos nexos con las FARC

Miguel Ángel Beltrán le solicitará al Gobierno colombiano medidas de protección especiales, luego de las persecusiones y el revuelo político generado tras la medida judicial

 

Autor:

Juventud Rebelde

Este martes fue puesto en libertad el profesor universitario Miguel Ángel Beltrán, señalado por la justicia colombiana como alías «Jaime Cienfuegos», quien permanecía detenido en la cárcel la Picota de Bogotá por estar  presuntamente vinculado con el ala política e ideológica de las Fuerzas Armadas Revolcuionarias de Colombia (FARC), según Telesur.

Así lo confirmó el corresponsal de teleSUR en Colombia, Vladimir Carrillo, quien aseguró que después de permanecer 747 días tras las rejas, Beltrán fue recibido con alegría por sus alumnos y familiares a las puertas del centro penitenciario capitalino.

Carrillo adelantó que, luego de salir en libertad, el profesor se fue con sus estudiantes a la Universidad Nacional, donde regresará a dar clases, porque- según detalló el propio Beltrán- fue allí donde formó su pensamiento crítico.

El periodista anunció que Miguel Ángel Beltrán le solicitará al Gobierno colombiano medidas de protección especiales, «luego de las persecusiones y el revuelo político» generado tras la medida judicial.

Beltrán, a quien las autoridades identificaron como «Jaime Cienfuegos», fue capturado el 22 de mayo de 2009 en la ciudad de México, país desde el que fue extraditado.

El proceso en su contra estaba basado en su relación con 159 correos supuestamente encontrados en las computadoras de Raúl Reyes- retenidas durante la puesta en marcha de la operación Fénix en Ecuador durante 2008- pero un reciente fallo de la Corte Suprema de Justicia dictaminó que estas pruebas fueron recaudadas ilegalmente, a pesar de que la Fiscalía lo había acusado por concierto para delinquir, financiación del terrorismo y rebelión.

Según la acusación de la Fiscalía, el profesor era uno de los columnistas de la revista Resistencia y, supuestamente, estaba reclutando estudiantes en México.De hecho, las autoridades colombianas sostienen que gracias a sus gestiones un grupo de universitarios mexicanos, entre ellos Lucía Morette, viajaron al campamento de Raúl Reyes, justo por los días cuando se produjo la Operación Fénix.

La Corte colombiana, al cerrar una investigación preliminar contra el ex congresista, Wilson Borja, el pasado 18 de mayo, determinó que como la operación Fénix ocurrió en territorio ecuatoriano y las pruebas se recaudaron sin colaboración de las autoridades de ese vecino país, eran ilegales y no podían ser validadas en Colombia.

Al respecto, Beltrán afirmó que declarar ilegales los hallazgos de la Operación Fénix «fue una decisión ajustada a la verdad».

El académico siempre negó los cargos y aseguró ser víctima de una persecución del Estado. «Son dos años duros frente al pensamiento crítico, pero al final triunfó la libertad», dijo Beltrán a la salida de los juzgados.

Tras la determinación, se esperan otras similares en los próximos días. En la lista está Joaquín Pérez Becerra, subdirector de la Agencia de Noticias Nueva Colombia (Anncol), quien fue capturado y extraditado desde Venezuela hace dos meses. En ese caso, las pruebas supuestamente halladas en el refugio de  Raúl Reyes también eran claves.

Al conocer la noticia,  las Facultades de Ciencias Humanas de la Universidad Nacional, emitieron un comunicado donde celebraron la libertad de Beltrán.

«Este Consejo acoge con beneplácito las decisiones tomadas por la justicia y espera que el profesor Beltrán Villegas, doctor en Estudios Latinoamericanos de la Universidad Nacional Autónoma de México, pueda reanudar sus labores de docencia e investigación en nuestra Alma Máter» .

La operación militar con la que Colombia dio muerte a Raúl Reyes en marzo de 2008 fue considerada por Ecuador como una flagrante violación a su soberanía territorial, lo cual desató una crisi diplomática entre ambas nacione suramericanas.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.