OEA concluyó Asamblea con el compromiso de fortalecer la seguridad en América

El organismo regional ordenó el diseño de un plan llamado «Plan de Acción Hemisférico» para dar tratamiento a las causas que generan el crimen y la violencia

 

Autor:

Juventud Rebelde

La Organización de Estados Americanos (OEA) finalizó su 41º Asamblea General, celebrada en El Salvador, con el compromiso de seguir realizando esfuerzos para fortalecer la seguridad ciudadana en el hemisferio, por lo que ordenó el diseño de un plan que deberá ser presentado en la próxima cita deliberativa prevista para realizarse en Bolivia el año entrante, informa Telesur.

El canciller salvadoreño, Hugo Martínez, junto al secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, consideró que el resultado de la Asamblea fue «muy satisfactorio».

«Hemos aprobado un enfoque integral que aborda el problema de la inseguridad» y «logrado el compromiso» de ofrecer una respuesta coordinada, en base a la cooperación, a un problema que es «trasnacional», dijo Martínez en una rueda de prensa tras la clausura de la reunión de alto nivel.

El jefe de la diplomacia de El Salvador además sostuvo que la Declaración de San Salvador, aprobada por aclamación por los 22 cancilleres y demás representantes de los 34 miembros activos de la OEA, incluye "puntos básicos" del plan de acción para la seguridad ciudadana propuesto por su país, sin que precisara cuáles.

El plan que había propuesto El Salvador constaba de cinco puntos, entre ellos coordinación, prevención, rehabilitación a víctimas y legislación.

Por su parte, Insulza señaló que la complejidad del problema de la violencia y el crimen impide poner plazos para ver los resultados efectivos de un plan regional contra esos flagelos porque «la composición de la criminalidad es distinta».

«No podemos decir que están todos los países en la misma situación. Hay un grupo de países que tienen más dificultades que otros, pero eso no significa que en otros países no hayan crímenes ni delitos», dijo Insulza.

El secretario general, sin embargo, se mostró confiado en la capacidad de las naciones del continente para alcanzar consensos que permitan avanzar hacia ese objetivo.

El llamado «Plan de Acción Hemisférico», que deberá diseñar el Consejo Permanente de la OEA, tendrá que recoger el mandato de que las políticas de seguridad pública deben fomentar medidas que aborden el tratamiento de las causas que generan el crimen y la violencia.

Ese plan debe atacar desde una óptica democrática y respetuosa de los derechos humanos el tráfico ilícito de armas, la trata de personas y migrantes, el problema mundial de las drogas, el lavado de activos, la corrupción, el terrorismo, el secuestro, las pandillas y los delitos cibernéticos.

Todos esos problemas «pueden afectar, en algunos casos, el desarrollo social, económico, político y el orden jurídico e institucional», señalaron los cancilleres en la Declaración de San Salvador.

El documento, de cinco páginas, también recalca la «importancia» de mantener y fortalecer la cooperación bilateral, subregional, regional e internacional en materia de seguridad pública, y la colaboración para mejorar las condiciones económicas y sociales de los ciudadanos.

La 41 Asamblea solicitó a la Secretaría General proporcionar la financiación «adecuada» para la elaboración del plan de acción, e informar al próximo período ordinario de sesiones de la Asamblea General sobre las gestiones realizadas.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.