FAO y OCDE se manifiestan pesimistas en torno a precios de alimentos

Ambas entidades expresaron preocupaciones por la incidencia de las sequías y el cambio climático en general en las cosechas

 

Autor:

Juventud Rebelde

PARÍS, junio 17.—La FAO y la OCDE se manifestaron hoy pesimistas en torno a los precios de los alimentos, que a todas luces se mantendrán elevados en los próximos 10 años en detrimento de los sectores más pobres del mundo, según PL.

En la presentación en París de un informe conjunto, la agencia de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) dibujaron un panorama sombrío sobre el tema.

Ambas entidades expresaron preocupaciones por la incidencia de las sequías y el cambio climático en general en las cosechas, al tiempo que advirtieron de la desaceleración en el crecimiento de la producción.

En el análisis del estado de la agricultura en una proyección de 2011 a 2020, la FAO y la OCDE recordaron que la población mundial llegará a las nueve mil millones de personas en 2050 por lo cual será mayor el reto alimentario.

Anotaron que los precios de los cereales subirán en un 20 por ciento en la próxima década, la carne alrededor de un 30 por ciento, mientras la producción agrícola se elevará en un 1,7 por ciento en lugar del 2,6 del anterior decenio.

Jacques Diouf, director general de la FAO, recalcó que para contener la volatilidad de los precios se requiere un desarrollo agrícola capaz de ampliar la superficie cultivada, en particular entre los pequeños productores en los países en desarrollo.

Diouf, secundado por el secretario general de la OCDE, el mexicano Angel Gurría, pidió acciones urgentes al G20 que preside Francia en estos momentos y que celebrará la próxima semana una ministerial consagrada a la cuestión agrícola.

Gurría opinó que el impacto del alza de los precios puede ser devastador en los países pobres y en desarrollo, donde los habitantes gastan una alta proporción de sus ingresos en comida.

Dos reuniones cumbres en Roma en la sede de la FAO en 2008 y 2009 sirvieron apenas de paliativos cuando estalló la crisis y se dieron pasos positivos pero efímeros.

Las cosechas son buenas en 2011 pero el alivio no tendrá efectos ni a corto ni a mediano plazos. Las estadísticas revelan que unas mil millones de personas padecen hambre en el orbe en estos momentos, una cifra similar que motivó las cimeras en Roma.

 

 

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.