Francia pide acciones al G20 contra el hambre

El mandatario francés Nicolas Sarkozy se manifestó contra la volatilidad de los precios agrícolas, que puntualizó, pone en peligro a productores y consumidores tanto de las naciones desarrolladas como las más pobres

Autor:

Juventud Rebelde

El presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, advirtió que la subida de los precios de las materias primas «puede hundir a poblaciones enteras en el hambre y la pobreza y provocará disturbios», reporta PL.

En su discurso de apertura de la reunión ministerial del Grupo de los 20 (G20) en el Palacio del Elíseo, Sarkozy hizo un llamado perentorio a emprender acciones para evitar que la recuperación económica mundial sea tirada por la borda.

Al respecto, el mandatario galo, que ostenta la presidencia del G20 hasta noviembre próximo, reiteró su idea de un foro de grandes actores del sector, «para reaccionar con rapidez ante este tipo de situaciones».

Se pronunció por un protagonismo cada vez más relevante de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y solicitó al G20 a actuar con la misma determinación que cuando lo hizo en la crisis financiera.

«Lo que fuimos capaces de hacer para los mercados financieros, tenemos que hacerlo para los mercados agrícolas», remarcó.

En el encuentro que adoptará sus decisiones mañana en el Centro de Conferencias Ministeriales de París, participan los titulares de Argentina, México y Brasil, junto a sus homólogos de Estados Unidos, Italia, China, Gran Bretaña y Alemania.

Igualmente, Japón, Sudáfrica, India, Australia, Rusia, Turquía, Indonesia, Corea del Sur, Arabia Saudita, Canadá y Francia, además de la Unión Europea de conjunto.

Sarkozy comentó que uno de los desafíos de la agricultura en el universo será responder a la demanda para alimentar a los nueve mil millones de personas que habrá en la Tierra en 2050 e insistió en la necesidad urgente de reinvertir en el sector.

Otro asunto en el cual puso énfasis el jefe de Estado galo fue contra la volatilidad de los precios agrícolas, que puntualizó, pone en peligro a productores y consumidores tanto de las naciones desarrolladas como las más pobres.

Evitó, sin embargo, pronunciarse claramente sobre la regulación de los precios, ante lo cual Argentina y Brasil, dos colosos internacionales en exportación de alimentos, proponen el incremento global de la producción para resolver el problema.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.