Chávez habló a su pueblo desde el balcón en el Palacio Miraflores (+ Fotos)

Luego de su retorno a la nación bolivariana, Chávez agradeció a su pueblo, a su gabinete, a Cuba y a la vida por el apoyo recibido desde que anunció su estado de salud. Aseguró que esta nueva batalla será vencida y saldrá victorioso para continuar el proyecto iniciado hace 200 años en la patria bolivariana

Autores:

Yailé Balloqui Bonzón
Marina Menéndez Quintero

CARACAS, julio 4.— «Se ha iniciado el retorno», ratificó el presidente venezolano Hugo Chávez ante los miles de seguidores que lo esperaban en los alrededores del Balcón del Pueblo, pocas horas después de su regreso y en la víspera de la fiesta de la independencia, cuyo Bicentenario se conmemora este miércoles 5 de julio.

«Mañana es día de júbilo», dijo al aludir a la trascendente fecha. Esta es la hora de la vida, esta es la hora de la Patria bicentenaria, de la independencia definitiva de la Patria venezolana; la hora del pueblo venezolano; y yo, hijo de este pueblo, no podía faltar a la fiesta bicentenaria de la vida, de la Patria.

Yo no podía faltar, aquí estoy, en el epicentro de mi amor más grande, ratificó. Gracias pueblo mío, gracias vida mía. Hasta la victoria siempre, nosotros viviremos, nosotros venceremos!, exclamó, al cierre de sus palabras.

Vestido con su traje militar de campaña y tocado con la boina roja, Chávez permaneció poco más de 30 minutos en el simbólico balcón, donde apareció a las 5 y 40 de la tarde (hora de Venezuela), acompañado por sus hijas Rosa y María, y rodeado de un mar de venezolanos que coreaba «!P’alante, p’alante, Comandante!», «Uh, ah Chávez vencerá».

En su primer encuentro con las masas que por largos días aguardaron su regreso y desde temprano le esperaban en los alrededores del Palacio de Miraflores, el líder bolivariano ratificó que «esta batalla también la ganaremos, y la ganaremos juntos», aunque todavía, explicó, «debo estar sometido durante un tiempo» a un estricto plan y control médico científico. «Ustedes saben las razones». «Yo sé que ustedes lo comprenden y que son los primeros en acompañarme para la victoria definitiva», aseveró en otro momento.

Estoy seguro que ustedes comprenden perfectamente las dificultades de esta batalla, agregó. Hemos comenzado a remontar la cuesta.

Los primeros momentos luego de su aparición y la ovación que acompañó su llegada, fueron dedicados a entonar el Himno Nacional junto al pueblo, al que agradeció por tanto apoyo y manifestaciones de amor, no solo desde Venezuela sino desde todos los lugares del mundo. «Este (el amor) es el mejor remedio para cualquier enfermedad».

Viviremos y venceremos todas esas dificultades, aseguró, y también reiteró las gracias a la vida, y a Fidel Castro, dijo, «que ha sido prácticamente el jefe médico de la legión de médicos venezolanos, cubanos y personal; especialistas que desde el primer día se han dedicado con esmero a esta batalla.»

«!Gracias, Fidel, por cuidar de él, fue, precisamente, una de las consignas que se escucharon en la concentración mientras esperaban su aparición.

Al recordar sus días en Cuba, refirió que fue en la fecha del aniversario de la Batalla de Carabobo, el 24 de junio, cuatro jornadas después de la segunda intervención quirúrgica, que se puso de pie y salió de la terapia, contemplando a los niños y jóvenes que representaron aquella gesta. Ese día empezó el retorno, aseveró.

«!Que descanse, que descanse!», le voceó el pueblo cuando ya llevaba media hora hablándole, emocionado, tras lo cual reiteró que cumple estrictamente el plan médico. He vuelto a ser un cadete, bromeó Chávez, jovial, y con una apariencia física que él mismo dijo estaba muy distante de hace apenas diez días.

Muchos compararon este lunes 4 de julio con su retorno del 13 de abril de 2001, después del intento de golpe de Estado, cuando otro mar de venezolanos bajó de los cerros y llegó de todas partes, para darle la bienvenida.

Según reportó PL, venezolanos de diversos sectores de la sociedad salieron desde temprano para celebrar el regreso de su comandante, en horas de la madrugada.

Este lunes, víspera de las celebraciones por el Bicentenario de la declaración de la independencia de Venezuela, fue una jornada cargada de actividades y marcada por la emoción de su retorno.

Una de las movilizaciones espontáneas, tuvo lugar en la caraqueña Plaza Bolívar.

Jóvenes y adultos agradecieron al Gobierno y pueblo cubanos por la atención brindada a Chávez. Gracias a Fidel Castro y los médicos de la Isla, señaló Aura de González, representante del club de la tercera edad Los Quinceañeros de antaño.

«Un abrazo para Fidel, Raúl Castro y el pueblo cubano, y a Chávez le digo, comandante agarre al pie de la letra el tratamiento, porque ahora lo que viene es mucho», dijo Ana Isabel Linares.

Jóvenes de otros países también acudieron a la céntrica Plaza Bolívar para enviarle un mensaje de apoyo al presidente.

El saludo por su llegada también estuvo presente en el acto de reinauguración del capitalino boulevard de Sabana Grande, adonde acudió el ministro de Energía y Petróleo, Rafael Ramírez.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.