Tormenta tropical Emily causa primeros estragos en Haití

Los aguaceros causaron ya inundaciones y hay casas y un centro de tratamiento para el cólera dañados

Autor:

Juventud Rebelde

Aunque aún se encuentra a más de 100 kilómetros de Haití, los vientos y las lluvias asociados a la tormenta tropical Emily provocaron este jueves inundaciones costeras y daños en decenas de viviendas en esta capital Puerto Príncipe, informa PL.

Mientras, a medida que aumentan las ráfagas y las precipitaciones crece también la preocupación entre los más de 630 mil damnificados que viven en frágiles carpas desde el terremoto de enero de 2010.

Los aguaceros causaron ya inundaciones y hay casas y un centro de tratamiento para el cólera dañados, informó la  directora de Protección Civil, Marie Alta Jean-Baptiste.

Algunas tiendas de refugiados en las colinas de Puerto Príncipe comenzaron a ser llevadas por el viento, mientras en los sureños departamentos de Jacmel y Les Cayes se reportaron fuertes inundaciones, informó una radio local.

El centro de Emily ha estado casi estacionario durante las últimas horas al sur de la isla de La Española, compartida por República Dominicana y Haití, y se espera que continúe rumbo oeste-noroeste, de acuerdo con el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos.

Ese movimiento tan lento puede ser un problema para Haití, porque implica que las lluvias afecten el país por mucho más tiempo, indicó el meteorólogo Javier Serrano a Prensa Latina.

Desde la tarde de ayer, la gente trata de poner a resguardo sus pertenencias y de evitar los posibles efectos de las inundaciones con sacos de arena.

Aunque el gobierno dispuso un plan de emergencia, los albergues y la ayuda disponibles resultan insuficientes para la cantidad de necesitados.

Los refugiados, por su parte, denuncian falta de información sobre la tormenta, así como despreocupación del Ejecutivo por su estado.

Un grupo de asistencia de las Naciones Unidas comenzó a distribuir agua y productos para prevenir el cólera, mientras los más de 900 médicos cubanos que trabajan aquí establecieron un plan de contingencia para frenar el aumento de casos de la enfermedad como consecuencia de las lluvias.

Esa dolencia provocó ya más de seis mil muertes y la Organización Panamericana de la Salud estima que el número puede aumentar por las precipitaciones.

El CNH rectificó hoy sus previsiones sobre la actual temporada ciclónica en el Atlántico, al aumentar entre 14 a 19 el número de posibles tormentas con nombres (inicialmente eran de 12 y 17). De ellas, pronosticó que entre 7 y 10 se convertirán en huracanes.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.