Rechaza Cuba intento de condenar a Siria en Ginebra

La desestabilización en Siria y el empeño de provocar un cambio de régimen en ese país son objetivos estratégicos de Israel y de Estados Unidos, aseguró el representante cubano Rodolfo Reyes

Autor:

Juventud Rebelde

GINEBRA, agosto 22.— Cuba rechazó este lunes cualquier intento de socavar la independencia, soberanía e integridad territorial de Siria y acusó a Estados Unidos y otras potencias de estar detrás de esas intenciones, reportó PL.

La desestabilización en Siria y el empeño de provocar un cambio de régimen en ese país son objetivos estratégicos de Israel y de Estados Unidos, aseguró el embajador permanente de la nación caribeña ante el Consejo de Derechos Humanos (CDH) de Ginebra, Rodolfo Reyes, durante una sesión extraordinaria de ese organismo.

Reyes lamentó que algunos medios políticos y de prensa en el mundo inciten claramente a la violencia, a la agresión militar y a la intervención extranjera.

Corresponde al pueblo sirio, junto a sus autoridades, determinar las vías y medios para atender y ejecutar la voluntad popular, argumentó el orador al solicitar a la comunidad internacional prestar ayuda para salvaguardar la paz y la estabilidad en ese país árabe.

En su intervención propuso a los promotores de la reunión considerar las bárbaras acciones de la OTAN y Estados Unidos en Libia, Iraq y Afganistán, o las de Israel en los territorios palestinos ocupados, si tanto les preocupa la vida humana.

¿Por qué no lo hacen para analizar los secuestros de personas sin ninguna evidencia de su participación en actos terroristas, a quienes se tortura en el centro de detención establecido en Guantánamo, territorio cubano ilegalmente ocupado?, interrogó.

Una vez más, subrayó, se confirman la hipocresía y la falsedad que sustentan la política exterior de Estados Unidos y de sus principales aliados.

La sesión, convocada a petición de 24 países miembros encabezados por Wa-shington y otras potencias occidentales, debe votar, probablemente este martes, según AFP, un proyecto de resolución que inste a las autoridades sirias a poner fin a la violencia en ese país árabe y pide el envío urgente de una comisión independiente al lugar, para «llevar a cabo investigaciones sobre las violaciones de los derechos humanos» e «identificar a los autores para garantizar» que respondan por sus actos.

El embajador sirio ante la sede de la ONU en Ginebra, Faisal al-Hamwi, calificó de «sarta de mentiras» las acusaciones contra su país y dijo que, detrás de esas alegaciones, están las voluntades «de algunos Estados claramente hostiles» que atacan mediáticamente a un país sujeto a una campaña sin precedentes para debilitarlo y hacer tambalear sus posiciones, reportó EFE.

El diplomático expresó su «profunda preocupación ante la continua politización y el doble rasero» del CDH, y denunció su «injerencia en los asuntos internos», que calificó de «violación del Derecho Internacional». También lamentó «el lenguaje de odio» contenido en la propuesta de resolución, que convierte el texto en un mensaje de violencia, cuyo voto podría «prolongar la crisis» en su nación, advirtió.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.