Medio centenar de estudiantes chilenos en huelga de hambre

Exigimos la presencia del Ejecutivo para que entregue soluciones prontas y que paren el peloteo con el Parlamento, declaró a Radio Cooperativa el vocero de los manifestantes, Matías Villegas

Autor:

Juventud Rebelde

SANTIAGO DE CHILE, agosto 23.— Casi medio centenar de jóvenes chilenos cumplen este martes 36 días en huelga de hambre, en demanda de educación pública y gratuita, tres de ellos con preocupante deterioro de salud, informó PL.

Exigimos la presencia del Ejecutivo para que entregue soluciones prontas y que paren el peloteo con el Parlamento, declaró a Radio Cooperativa el vocero de los manifestantes, Matías Villegas.

Felipe Sanhueza, Matías Ortega y Gloria Negrete presentan un agravado cuadro de salud dentro del grupo de 45 ayunantes, sobre todo Gloria, quien se mantiene internada en el hospital San Luis de Buin, en la periferia de Santiago.

Este martes además dos adolescentes, identificados como Ángel Muñoz y Fidel Carrasco, se encadenaron frente a un liceo capitalino en solidaridad con los estudiantes de Buin. Los jóvenes, de 18 y 16 años de edad, respectivamente, iniciaron la víspera un ayuno.

A juicio de la portavoz de la Confederación de Estudiantes de Chile, Camila Vallejo, la responsabilidad de llegar a medidas extremas como la huelga de hambre es del gobierno que no ha querido ceder en su postura ideológica.

La dirigente universitaria advirtió que los huelguistas corren un gran riesgo y criticó a las autoridades gubernamentales por considerar que se han mantenido indiferentes.

Mientras, continúan sumándose agrupaciones sociales al paro nacional convocado por la Central Unitaria de Trabajadores a partir de mañana y que será extendido por 48 horas.

Ayer expresó su adhesión a la protesta la Confederación de Trabajadores del Cobre y el Movimiento Ciudadano Democracia para Chile, esta última agrupación aglutina a más de 50 organizaciones sociales y ciudadanas.

Chile atraviesa por un estallido de protestas sociales desde abril pasado,  cuando los estudiantes comenzaron a tomar las calles, los liceos y universidades, en reclamo del fin de la educación de mercado impuesta desde la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

Los chilenos abogan además por el plebiscito como método de expresión de la voluntad popular, por la renacionalización del cobre, por una reforma nacional tributaria y una nueva institucionalidad.

Para nosotros es importante que exista una nueva Constitución, porque la que tenemos ha quedado pequeña, fue promulgada durante la dictadura, no cuenta con el respaldo popular y es necesario que se modifique, aseveró Raúl De La Puente, presidente de la Asociación Nacional de Empleados Fiscales.

El Gobierno ha intentado frenar el terremoto social con propuestas de alivio financiero que los indignados han rechazado por considerar que mantienen en pie el excluyente sistema neoliberal.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.