Trípoli sigue siendo campo de batalla - Internacionales

Trípoli sigue siendo campo de batalla

A medida que la situación se complica aumenta la posibilidad de una catástrofe humanitaria debido a la escasez de alimentos y medicinas para atender a los heridos en los combates callejeros

Autor:

Juventud Rebelde

TRÍPOLI, agosto 23.— La euforia de los opositores libios se troca este martes en incertidumbre debido a su incapacidad de controlar esta capital o capturar al líder Muammar al-Gaddafi, cuyo paradero sigue siendo una incógnita, según reporta PL.

A medida que la situación se complica aumenta la posibilidad de una catástrofe humanitaria, advertida por entidades internacionales como la Cruz Roja y Médicos sin Fronteras, que coincidieron en aludir a la escasez de alimentos y medicinas para atender a los heridos en los combates callejeros.

Sólo en los bombardeos de la fuerza aérea de la OTAN del domingo y la madrugada del lunes pasado, 1 600 personas murieron y varios centenares resultaron heridas, según el recuento oficial difundido por el ministro de Información Musa Ibrahim.

Continuos estampidos de armas pesadas y artillería reactiva se escuchan desde la dirección de Bab el Aziziya, donde está localizado el complejo residencial habitado por el líder libio, blanco en varias ocasiones en los seis últimos meses de los bombardeos de la OTAN en apoyo de los insurgentes.

El factor que más contribuye a la incertidumbre reinante aquí fue la aparición en público la víspera de Seif al Islam, uno de los hijos de Gaddafi, cuyo arresto fue difundido por medios transnacionales, incluida la cadena satelital catarí Al Yazeera.

Otro de los vástagos de Gaddafi, Mohamed, fue rescatado de las manos de sus captores por un comando militar, acorde con una versión difundida por portavoces gubernamentales.

La tendencia aquí ahora es a la continuación de la violencia en las calles y de los ataques aéreos, una certeza que nace del vuelo de cazabombarderos de la OTAN hoy temprano, al parecer en misión de observación.

Todo indica que el autodenominado Consejo Nacional de Transición (CNT) y la alianza atlántica cifran sus esperanzas de un pronto fin de la guerra aquí en la captura de Gaddafi, quien ha logrado eludir la cacería desatada en su contra a pesar de los ultramodernos medios empleados para localizarlo.

Las complicaciones de la situación aumentan si se considera que varias ciudades, entre ellas Sirte, de donde es oriundo Gaddafi, están fuera del control del CNT, cuya estrategia se basó en el clásico golpe de efecto que implica el control de esta capital.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.