Ni rebeldes ni OTAN doblegan resistencia en bastiones Gadafi

Voceros del autodenominado Consejo Nacional de Transición reconocieron la capacidad de contraataque de los hombres de El Gadafi, quien desde un lugar desconocido continúa alentando a combatir a «traidores y agresores extranjeros».

Autor:

Juventud Rebelde

Civiles y militares leales a Muamar El Gadafi resistieron firmemente este domingo en Sirte la ofensiva de fuerzas rebeldes libias por tres flancos y los incesantes bombardeos de la OTAN, mientras mantenían indómito Bani Walid, informa PL.

Voceros de los propios insurgentes del autodenominado Consejo Nacional de Transición (CNT) reconocieron la capacidad de contraataque de los hombres de El Gadafi, quien desde un lugar desconocido continúa alentando a combatir a «traidores y agresores extranjeros».

A pesar de los intensos ataques de la aviación de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) sobre la ciudad natal del ahora evadido líder libio, los sublevados no pudieron tomarla después de verse obligados a un repliegue a la desbandada el viernes.

Reportes indicaron que los insurgentes se habían adentrado en la urbe, situada en la costa mediterránea al oriente de Trípoli, pero tuvieron que retroceder nuevamente tras dos horas de combates en los que predominó la potencia de fuego de los pro-Gadafi.

Un portavoz de los sublevados aseguró, sin embargo, que habían capturado el aeropuerto de la ciudad y una base militar cercana.

Aún así, el jefe de una brigada rebelde describió como «penosa» la situación y la atribuyó a que «no hay un mando central, nos estamos replegando para reagruparnos y volver a entrar desde tres frentes», de acuerdo con corresponsales del canal catarí Al Jazeera.

La misma cadena árabe aseguró que los alzados trataron sin éxito de avanzar con tanques y artillería pesada por el flanco este, al mismo tiempo que lo intentaron por el sur y el oeste, pero el sábado sólo pudieron controlar el poblado de Hirawa, a 60 kilómetros de Sirte.

Según el portavoz de El Gadafi, Moussa Ibrahim, la OTAN realizó numerosos ataques contra Sirte y causó 354 muertos la pasada madrugada.

Ibrahim, quien aseguró que el líder libio conduce personalmente «todos los aspectos de la lucha», informó también que la alianza atlántica disparó anoche más de 30 cohetes contra el principal hotel de la ciudad y el edificio residencial Tamin.

Entretanto, el portavoz militar del CNT, Ahmed Bani, aseguró que era «cuestión de días» la caída de Sirte y Bani Walid, esta última unos 150 kilómetros al sureste de Trípoli, aunque nuevamente exhortó a la rendición de quienes resisten, a cambio del perdón.

Los sublevados libios volvieron a atacar la localidad oasis en las últimas horas, previa reorganización el sábado después del revés del día anterior, cuando tuvieron que emprender una «retirada táctica» dejando atrás seis hombres muertos y 20 heridos.

En Sabha, el principal centro urbano del sur situado a 650 kilómetros de Trípoli, también continúan irreductibles los hombres que combaten la insurrección respaldada por la OTAN, así como en Mahruga, a unos 100 kilómetros de allí.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.