Policía catalana desaloja a manifestantes concentrados frente a Bolsa de Barcelona

Convocados por el 15-M, los manifestantes apuntan sus acciones hacia la Bolsa como símbolo de una de las instituciones que consideran culpables de la crisis económica

Autor:

Prensa Latina

MADRID, septiembre 19.— Los Mossos d Escuadra (Policía catalana) desalojaron hoy a medio centenar de personas que desde el pasado sábado mantenían bloqueado el acceso a la Bolsa de Barcelona, en solidaridad con los acampados en Wall Street.

Convocados por el 15-M, movimiento nacido tras las multitudinarias protestas del pasado 15 de mayo en toda España, los manifestantes apuntan sus acciones hacia la Bolsa como símbolo de una de las instituciones que consideran culpables de la crisis económica.

Con su movilización, los Indignados españoles, como también se conoce a esta plataforma surgida de manera espontánea en las redes sociales de Internet, se solidarizaban con la iniciativa de sus pares estadounidenses Occupy Wall Street (Ocupar Wall Street).

Inspirados por las protestas del 15-M en España y su acampada en la madrileña Puerta del Sol, los organizadores del movimiento Ocuppy Wall Street buscan atraer a miles de personas para montar un campamento pacífico durante aproximadamente dos meses.

Demandan una economía al servicio de las personas, la regulación de los mercados financieros, la limitación de su influencia sobre la vida política, la creación de una banca pública y un reparto equitativo y justo de la riqueza.

Sin embargo, los medios de comunicación de Estados Unidos no se hicieron eco de la movilización realizada el sábado último por los Indignados de Nueva York frente al principal distrito financiero norteamericano.

Tras el desalojo perpetrado por las fuerzas antidisturbios en el centro bursátil de la Ciudad Condal, que ocurrió sin incidentes, según reportes de televisoras nacionales, los activistas del 15-M decidieron en asamblea convocar una nueva protesta para esta noche.

Esta iniciativa, de carácter mundial, se llevó a cabo durante el fin de semana en una veintena de ciudades de todo el mundo como San Francisco, Los Ángeles, Seattle, Toronto, Atenas, Berlín, Frankfurt, Stuttgart, Lisboa, Milán, Viena, París y Madrid.

En la capital española, los Indignados debatieron sobre el funcionamiento de la Bolsa y los derivados financieros, el hambre y la especulación, la economía real y la especulativa, los paraísos fiscales, los oligopolios y la crisis energética.

También expusieron en unas bolsas de papel su opinión sobre los mercados financieros, reflexiones que resumieron en premisas como La Bolsa o la vida, Cuidado con la cartera, estás en la Bolsa, Bancos sí; públicos y para sentarse o Somos personas, no índices bursátiles.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.