Denuncia Evo planes opositores detrás de marcha indígena

Según Morales, el plan es perjudicar la elección del órgano judicial y pedir otra vez revocatorio al Presidente y al Vicepresidente

 

Autor:

Juventud Rebelde

LA PAZ, septiembre 30.— El presidente boliviano Evo Morales denunció este viernes que detrás de la marcha indígena opuesta a la construcción de una carretera interdepartamental, hay un plan para hacer fracasar las elecciones judiciales de octubre.

En una multitudinaria concentración en la población de Tacopaya (Cochabamba), el mandatario comentó que esa información le fue entregada por varias organizaciones sociales, entre ellas campesinas, con las cuales se reunió la madrugada de este viernes en el Palacio Quemado, reportó PL.

En esa dirección, dijo, va la política de los opositores, que crean inconformidades para aprovechar las movilizaciones y desgastar al Gobierno.

«La derecha y los opositores crean conflictos. Inventan problemas para perjudicar la elección de los miembros del órgano judicial», argumentó.

Morales aseguró que, si ese es el propósito, será otro fracaso para los adversarios, al recordar el referendo revocatorio de agosto de 2008, planteado por varios prefectos para sacarlo del poder ejecutivo, y cuyos resultados consolidaron su liderazgo y terminó con la salida de dos de ellos.

El plan es perjudicar la elección del órgano judicial, pedir otra vez revocatorio al Presidente y al Vicepresidente, como algunos opositores lanzaron ya en algunos departamentos, insistió.

Su denuncia tiene lugar en el marco del trabajo de una comisión creada por el Gobierno para investigar los hechos, acaecidos el fin de semana pasado en la localidad amazónica de Yucumo cuando fuerzas policiales enfrentaron la marcha contra la construcción de una carretera que unirá a los poblados de Villa Tunari (Cochabamba) y San Ignacio de Moxos (Beni), y cuya ejecución fue suspendida por el ejecutivo para que se decidiera en referendo.

Los sucesos, se ha denunciado, no solo fueron insuflados desde fuera de la comarca sino exagerados por la gran prensa, que habló de muertes desmentidas por el Gobierno. Según denunció la víspera el vicepresidente Álvaro García Linera, el tratamiento dado en varios medios de prensa a la intervención policial muestra un complot mediático, reflejó el diario Cambio.

Más allá del rechazo por supuestos daños al medioambiente, el ejecutivo estima que detrás de la movilización se esconden intereses políticos y vínculos con Organizaciones No Gubernamentales y la Embajada de Estados Unidos.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.