Toman Sirte los opositores y se desconoce la suerte de Gaddafi

Un manto de misterio y confusión cubre a Libia tras la captura de Sirte por opositores a Muamar El Gaddafi, de quien se especula que resultó herido o murió en un bombardeo de la OTAN

Autor:

Prensa Latina

TRÍPOLI, oct 20.— Un manto de misterio y confusión cubre hoy a Libia tras la captura de Sirte por opositores a Muamar El Gaddafi, de quien se especula que resultó herido o murió en un bombardeo de la OTAN.  A la espera de confirmaciones oficiales e independientes, diversos medios noticiosos en esta capital y en la recién conquistada localidad del Mediterráneo informaron que El Gaddafi pudo haber muerto cuando intentaba abandonar su ciudad natal en una caravana de carros.

La cadena catarí Al Jazeera citó fuentes del Consejo Nacional de Transición (CNT), según las cuales, aviones de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) bombardearon a varios vehículos que huían de Sirte poco antes de la declarada victoria insurgente.

Ese mismo medio árabe indicó que el líder libio había resultado críticamente herido en las dos piernas y trasladado en una ambulancia hacia la también costera ciudad de Misratah, pero luego se manejó la hipótesis, siempre sin verificación objetiva, de que cayó en combate.

La televisión libia habló de captura junto con el vocero de El Gaddafi, Moussa Ibrahim, en tanto otras fuentes regionales citaron a voceros del CNT con la afirmación de que en el bombardeo, también pereció el jefe militar del gobierno Abubakr Yunnus. Otros informes apuntaron a que un primo de El Gaddafi identificado como Ahmed Ibrahim supuestamente fue capturado por sublevados en Sirte.

El jefe del CNT, Mustafa Abdul Jalil, anunció para las próximas horas una comparecencia ante periodistas en esta capital en la que se prevé confirme la conquista de Sirte, el último bastión de resistencia a la insurrección iniciada el 17 de febrero con abierto respaldo de la OTAN. Jalil igualmente confirmaría en la rueda de prensa la suerte del líder que se mantuvo en la clandestinidad desde que el 21 de agosto los sublevados entraron en Trípoli.

Entretanto, la propagación de la noticia generó expresiones de júbilo entre opositores a El Gaddafi que salieron a pie y en carros a las calles capitalinas con banderas tricolores de la época monárquica, mientras barcos fondeados en la bahía de Trípoli activaron sus sirenas. Dentro del enredo informativo, los hasta ahora discretos pronunciamientos del CNT hablaron de que la mayor parte de Sirte ha caído en sus manos y admitieron que persisten reducidos bolsones de resistencia.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.