Por una inversión social sostenida en la región

La XXI Cumbre Iberoamericana también demandó el fin del bloqueo a Cuba y se pronunció contra toda forma de terrorismo

 

Autor:

Juventud Rebelde

ASUNCIÓN, octubre 29.— Con una Declaración final que  destaca el «rol del Estado en la erradicación de la pobreza y en la reducción de la desigualdad a través de una inversión social sostenida», concluyó la XXI Cumbre Iberoamericana que, además, pidió en uno de sus comunicados especiales al Gobierno de EE.UU. que cumpla con lo dispuesto en 20 sucesivas resoluciones aprobadas en la Asamblea General de la ONU, y ponga fin al bloqueo económico, comercial y financiero que mantiene contra Cuba.

La cita, que tuvo como tema central la Transformación del Estado y Desarrollo, también abogó en su texto final por «políticas, programas y acciones orientados a la protección de la sociedad en su conjunto» y, en particular, de los más vulnerables, comentó el periódico paraguayo ABC.

Los dignatarios aprobaron un Plan de Acción encaminado, mayormente, a la revisión de la estrategia de cooperación aprobada en 2007 y la preparación de una nueva que tenga en cuenta los cambios registrados desde entonces, para avanzar hacia al fortalecimiento de la identidad iberoamericana.

Profusa en declaraciones especiales —se aprobaron 13—, la Cumbre, dijo Notimex, también deploró los ejercicios militares que realiza Reino Unido en las Malvinas y llamaron a ese país a reanudar las negociaciones con Argentina, que reclama su soberanía sobre las islas.

En otro de esos textos, la Cumbre reiteró su total condena a todo acto de terrorismo, que consideró como criminales e injustificables, y reafirmó el compromiso de combatir ese flagelo en todas sus formas y manifestaciones.

Además, se pronunció porque el monitoreo del cambio climático y su impacto en la agricultura tenga una dimensión global, nacional y local, y rechazó la criminalización de la migración así como cualquier asociación que vincule a un migrante, independientemente de su estatus, con la delincuencia transnacional y los temas transversales de seguridad.

Durante la jornada de debates antes de la clausura, este sábado, destacó la intervención del presidente ecuatoriano, Rafael Correa, quien afirmó que para lograr el desarrollo de los países latinoamericanos se debe vencer el neocolonialismo expresado en las políticas que los organismos internacionales les imponen, narró PL.

Correa se había ausentado antes del plenario, cuando hacía su intervención la representante del Banco Mundial, Pamela Cox. En comentarios, afuera, a la prensa, preguntó hasta cuándo los latinoamericanos tendrían que recibir cátedra política y moral de la burocracia internacional, chantajista con los créditos y con los dólares. Empecemos cambiando algo, y en primer lugar el neocolonialismo, liberémonos de esta burocracia internacional, reclamó.

Por su parte, el presidente de Bolivia, Evo Morales, aseguró que para el progreso de América Latina es necesario fortalecer la integración regional y cambiar el actual modelo económico (impuesto por las potencias) por políticas más inclusivas. Evo aseveró que las medidas preestablecidas «desde arriba y afuera» no han sido una solución para el continente, apuntó Telesur.

La próxima Cumbre de Iberoamérica será en Cádiz, España.

En Asunción también tuvo lugar la V Cumbre de la UNASUR, de la que Paraguay asumió la presidencia rotatoria.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.