Cuba y Angola: juntas en todos los frentes de lucha

A propósito del XXXVI aniversario de la declaración de independencia en Angola, el embajador de ese país en Cuba, el Excelentísmo Señor César Augusto Kiluanji, ofreció detalles sobre los avances registrados en la nación africana después del 11 de noviembre de 1975

Autor:

Yailé Balloqui Bonzón

Treinta y seis años después de haber alcanzado la independencia del régimen colonial portugués con la ayuda de las fuerzas internacionalistas cubanas, Angola trabaja en armas de promover la reconciliación nacional, fortalecer la paz, la unidad y mantener las condiciones para mejorar su calidad de vida rumbo al desarrollo.

Así definió el embajador en Cuba de esa República africana, el Excelentísmo Señor César Augusto Kiluanji, el momento que vive la nación angolana. Durante un encuentro con la prensa cubana con motivo del XXXVI aniversario de la declaración de independencia en su país, el diplomático ofreció detalles sobre los avances registrados en su país después del 11 de noviembre de 1975.

Aunque fue en esa fecha cuando el presidente del Movimiento para la Liberación de Angola (MPLA), Agostinho Neto, proclamó la emancipación nacional, la paz definitiva no se alcanzó hasta 2002, cuando se puso fin a una situación de guerra fraticida que constituyó un claro obstáculo para el desarrollo.

A partir de entonces, detalló Kiluanji, se aceleró el proceso de reconstrucción nacional teniendo como premisa fundamental el hacer de Angola una nación «cada vez más democrática, pacífica y próspera» mediante la erradicación de la pobreza, el acceso de la población a los servicios básicos, la generación de empleo y el desarrollo de las zonas rurales, entre otros aspectos.

Mención especial ofreció el diplomático angolano a la ayuda que en materia de salud, educación, construcción, entre otras esferas, le ha ofrecido Cuba a la nación africana, las cuales han sido punteras para el desarrollo angolano.

Asimismo, en nombre de su pueblo y en el suyo propio, condenó el bloqueo que Estados Unidos le impone a Cuba y exigió la excarcelación de los cinco antiterroristas injustamente condenados en territorio norteamericano.

Calificó de «diabólica» la política que Washington ejerce contra el pueblo cubano, amante de la paz y la dignidad de los seres humanos.

La amistad entre Cuba y Angola, forjada en momentos difíciles, y fortalecida con la sangre y el sacrificio de sus héroes, perdurará en el tiempo transmitiéndose en las generaciones posteriores de ambas naciones, resaltó el diplomático. Esta Isla «puede contar con nosotros en todos los frentes de lucha».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.