España en recta final para elecciones del domingo

La cuenta atrás para la cita con las urnas comenzó a correr este lunes, fecha en que los dos partidos mayoritarios, el PSOE y el PP, redoblarán sus actos en casi toda la geografía española para intentar captar el voto de los indecisos, estimados en un 30 por ciento

Autor:

Juventud Rebelde

MADRID, noviembre 14.— Con la promesa de los principales candidatos de sacar al país de su peor crisis económica en décadas, la campaña para las elecciones generales en España del próximo domingo entró hoy en su última semana, informó PL.

La cuenta atrás para la cita con las urnas comenzó a correr este lunes, fecha en que los dos partidos mayoritarios, el PSOE y el PP, redoblarán sus actos en casi toda la geografía española para intentar captar el voto de los indecisos, estimados en un 30 por ciento.

El combate al desempleo, que roza los cinco millones de personas, la tasa más alta de la Unión Europea, centró la primera semana de debates entre el gobernante Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y el conservador Partido Popular (PP), principal de la oposición.

Aunque por caminos diferentes, el candidato a la presidencia del Gobierno por el PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, y su contrincante por el PP, Mariano Rajoy, se fijaron como reto frenar la imparable destrucción de puestos de trabajo.

Los socialistas, que desde 2010 vienen aplicando un severo plan de ajuste cercano a las posiciones de la derecha, encarnada por los populares, proponen como salida a la debacle un nuevo impuesto a las grandes fortunas y estímulos a las empresas que creen empleo.

En cambio, Rajoy, al que todos los sondeos dan como próximo presidente del Gobierno tras dos intentos fallidos (2004 y 2008), prometió en su proyecto, calificado de ambiguo por analistas, bajar los impuestos, apoyar a los emprendedores y reformar el mercado laboral.

Tal y como ocurrió en los comicios municipales y autonómicos de mayo último, las encuestas vaticinan un fuerte varapalo al PSOE por el fracaso de los recortes sociales puestos en marcha para reducir el déficit público y aplacar a los mercados financieros.

De confirmarse esa tendencia, a partir del 20 de noviembre el mapa político español será dominado por el PP, que desde mayo administra la mayoría de las 17 comunidades autónomas españolas.

A juicio de observadores, la mala gestión de la crisis y el giro político hacia la derecha del actual jefe del Ejecutivo español, el socialista José Luis Rodríguez Zapatero, allanaron el camino de Rajoy al Palacio de la Moncloa (sede del poder central).

Hasta ahora, su estrategia ha sido mantener un perfil bajo y dejar que los datos económicos y el malestar social hagan el resto del trabajo y pasen factura al PSOE.

En su único debate televisivo, celebrado el pasado lunes, Pérez Rubalcaba conminó a su rival a decirle a los españoles cómo va a reducir el déficit público sin atacar el estado de bienestar.

El aspirante socialista a la Moncloa presentó al líder de la derecha como una amenaza al sistema de sanidad y educación públicas.

Rajoy, sin embargo, optó por no salirse del guión y mantuvo en secreto su proyecto de gobierno para no tentar su suerte electoral.

No obstante, acusó a Pérez Rubalcaba de ser parte del Gobierno (el de José Luis Rodríguez Zapatero) que ha sumido a España en una grave crisis económica, con una insoportable cifra de parados.

Casi 36 millones de españoles están llamados a las urnas para elegir a 350 diputados y 208 senadores entre una veintena de agrupaciones nacionales y autonómicas.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.