Conservador Partido Popular gana elecciones en España

Los conservadores se impusieron de manera aplastante en las elecciones generales de este domingo al lograr la mayor cuota de poder nunca antes conseguida por un partido en este país europeo

Autor:

Juventud Rebelde

MADRID, noviembre 21.— El triunfo en España del conservador Partido Popular (PP) consolidará el giro a la derecha emprendido en 2010 por el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), justamente la causa principal de su debacle electoral.

Los conservadores se impusieron de manera aplastante en las elecciones generales de este domingo al lograr la mayor cuota de poder nunca antes conseguida por un partido en este país europeo, y conducir al PSOE a su peor descalabro en la historia de la democracia.

Con el escrutinio del 100 por ciento de los votos, concluido esta madrugada, el candidato del PP a la presidencia del Gobierno español, Mariano Rajoy, obtuvo el 44,62 por ciento de las papeletas frente al 28,73 por ciento de su rival socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba.

Ese resultado le permitirá al líder popular gobernar los venideros cuatro años con mayoría absoluta en el Congreso de los Diputados (Cámara baja), donde contará con 186 de los 350 escaños, mientras que los socialistas tendrán 110 bancas.

El futuro inquilino del Palacio de la Moncloa (sede del poder central) consiguió incluso superar la barrera de los 183 asientos logrados por su mentor, José María Aznar, en los comicios de 2000.

En la vereda contraria, Pérez Rubalcaba ni siquiera llegó al suelo del PSOE, los 118 diputados alcanzados en las constituyentes de 1977. Con un total de 10 millones 830 mil 285 votos, el PP conquistó poco más de medio millón de sufragios respecto a 2008 y rentabilizó al máximo esa ventaja con 32 curules sobre los obtenidos tres años atrás.

El PSOE, que ganó las pasadas elecciones con 11 millones 289 mil 335 votos, perdió ahora 4,3 millones, lo cual le representó un coste de 59 parlamentarios en relación con los 169 de la legislatura anterior.

Uno de los grandes vencedores de esta contienda fue la coalición Izquierda Unida (IU), que consiguió pasar de dos a 11 escaños en la Cámara baja, nueve más que en 2008, y formar holgadamente grupo parlamentario propio, en su mejor resultado desde 1996.

IU se consolidó, además, como la tercera fuerza política más votada en España con un millón 680 mil 810 votos, casi 711 mil más que en la justa precedente.

Su mejora, sin dudas, se produjo por el trasvase de electores desencantados con las medidas neoliberales aplicadas por un PSOE, que Pérez Rubalcaba intentó redimir con un discurso progresista que no caló entre sus simpatizantes.

Está vinculada también con la crisis política de un sistema incapaz de articular una respuesta solidaria ante la indignación ciudadana o lo que es igual, la sumisión de la democracia a los mercados, como denunció reiteradamente el líder de IU, Cayo Lara.

Lara afirmó que la coalición, integrada entre otros por el Partido Comunista de España, tendrá entre sus prioridades promover una izquierda alternativa y rescatar la democracia que, opinó, ha quedado en manos de los poderes financieros internacionales.

Nos la han robado y han conseguido imponer gobiernos, enfatizó el dirigente en alusión a la caída de varios líderes europeos bajo presión de las instituciones del Viejo Continente y su sustitución por tecnócratas cercanos al capital multinacional.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.