Prometido Gobierno de salvación no calma a egipcios

Miles de egipcios exigieron acelerar la transición y la renuncia inmediata de la junta militar

 

Autor:

Juventud Rebelde

EL CAIRO, noviembre 22.— Con gritos de «vete, fuera» respondieron este martes miles de egipcios a la propuesta de la junta militar de realizar elecciones presidenciales antes de julio de 2012 y el anuncio de conformar un Gobierno de unidad nacional, exigiéndole la renuncia inmediata y acelerar la transición.

La reacción en esta capital fue de clara ira, y muchos acampados en la plaza Tahrir alzaron sus zapatos en señal de desprecio cuando el jefe del Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas (CSFA), mariscal de campo Mohamed Hussein Tantawi, defendió la integridad del Ejército, comentó PL.

La protesta tuvo lugar después de varios días de manifestaciones, y luego de que este propio martes los militares, presionados por ellas, ofrecieran entregar el poder a un civil en julio y formar un Gobierno de salvación nacional, durante una reunión de urgencia entre el Ejército y algunos líderes políticos, apuntó Reuters.

Tantawi también dijo que se mantienen los comicios parlamentarios anunciados para el lunes y aseveró que el Ejército estaba preparado para volver a los cuarteles «si la gente quiere eso mediante un referendo si hiciera falta». Pero los congregados en la plaza Tahrir se burlaron de la oferta, graficó el despacho.

Al igual que en El Cairo, en Alejandría se vieron escenas de indignación tras el discurso de quien fue ministro de Defensa de Hosni Mubarak durante más de 20 años, aunque con mayor violencia en las calles de esa ciudad del Mediterráneo, apuntó PL.

Fuerzas de seguridad intentaron contener a jóvenes que se concentraron en la zona militar del norte lanzando gases lacrimógenos y balas de caucho, según dijeron algunos testigos.

Por otro lado, Tantawi calificó de «infundadas» las afirmaciones que aluden a una pretensión de la cúpula militar de afianzarse en el poder y de pretender privilegios en la futura Constitución del país.

«Las fuerzas armadas ponemos los intereses de Egipto por encima de cualquier otra cosa, no estamos interesados en la presidencia», indicó el jefe militar, quien también expresó su «profundo sentir» por los 33 muertos y los más de 1 700 heridos registrados en cinco días de enfrentamientos.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.