El teatro ayuda a romper el silencio

El dramaturgo y periodista portugués Leandro Vale habla de su compromiso con los Cinco antiterroristas cubanos

Autor:

Nyliam Vázquez García

La lucha por la libertad de Gerardo, Antonio, Ramón y Fernando, y por el regreso a Cuba de René, convocó. Leandro Vale, un joven comunista de más de 70 años, dijo presente, y nuevamente fue una de las voces del Comité portugués por la liberación de los Cinco en el VII Coloquio Internacional sobre el tema (celebrado en Holguín). Antes de partir a Portugal, Vale compartió con los lectores de JR algunas consideraciones sobre la situación de su país y la lucha allí por la liberación definitiva de los antiterroristas cubanos.

Leandro no se aparta de su blog de notas, casi lleno de unas letras que solo él entiende. Fuma en una pipa y habla un «portuñol» con tal grandeza de alma, que solo eso bastaría para hacerlo entendible. Se esfuerza por la conversación lenta para que no perdamos ni un detalle. Tiene muchas cosas que decir.

Este militante del Partido Comunista de Portugal y activo miembro de los comités de solidaridad con Cuba y pro liberación de los Cinco, asegura que las actividades que realizan tienen mucha repercusión y que las personas se adhieren fácilmente a la lucha —porque es una causa justa— cuando ellos salen por los municipios explicando el caso. Incluso, dice, en municipios de derecha.

«El movimiento de solidaridad con Cuba es muy importante y tiene mucha gente», asegura.

Pero la crisis mundial lo atraviesa todo y en Portugal sus expresiones están siendo muy poderosas.

«La crisis está en todas las calles… Las armas del capitalismo están en todas partes», afirma el luchador, quien se detiene en los mecanismos de control de la información que ejercen solo cuatro grupos económicos y financieros en su país. A pesar de las dificultades, el Comité por la liberación de los Cinco busca alternativas para colocar mensajes sobre la verdad del caso.

«Conseguimos romper ese silencio a través de algunos periódicos o radios locales o regionales», afirma este profesor, dramaturgo y periodista amigo de Cuba y con 55 años de trabajo en el teatro, la radio y la televisión.

«La situación de las artes en Portugal es muy mala. Cuando hay crisis, es lo primero que se queda sin presupuesto, principalmente el teatro, por ser considerado peligroso», expresa.

Sin embargo, el teatro sigue siendo su apuesta de comunicación por excelencia. Leandro piensa que el lenguaje universal de las tablas es propicio para hacer más amplia la comunicación y llegar a una mayor cantidad de personas. Quizá por eso ya ha escrito dos obras sobre los antiterroristas cubanos. La primera, Solos en Miami, estrenada en Portugal, fue presentada en la edición anterior del coloquio holguinero y la segunda tiene por título La oscuridad transparente. Leandro tiene varios proyectos con la compañía de teatro de Holguín, Trébol Teatro, con quienes ya ha trabajado y espera mantener los vínculos para seguir montando sus piezas.

«El teatro es la forma en que más podemos romper el silencio», confirma y destaca la importancia que tuvo este año la ampliación de la delegación portuguesa, compuesta por tres personas, incluido el presidente del comité portugués por la liberación de los Cinco, José Pereira.

«Mi país vivió durante muchos años bajo la pata del fascismo… y sabíamos que combatíamos al fascismo. Ahora que vivimos en “democracia”, no sabemos contra quién combatimos», comenta sin esconder la ironía en su voz.

Pero este hombre lleno de vitalidad no se amilana y está lleno de proyectos. Además de las obras de teatro tiene escritos varios artículos sobre nuestro país, incluido Cuba, una isla de paz. De regreso a Portugal tiene previsto escribir algo sobre Holguín, esa ciudad cubana que lo enamora y atrapa más que ninguna otra del archipiélago.

Antes de finalizar el diálogo, Leandro Vale le dio una primicia a JR y lo hizo bajito, como para destacar lo trascendente y de algún modo lo que lo emociona: «Fui seleccionado por la Dirección Provincial (de Cultura) en Holguín para traer una delegación cultural portuguesa a las Romerías de Mayo de 2012».

Tendrá mucho trabajo, porque quiere traer representación de buena parte de las manifestaciones: cine, teatro, folclor, artes plásticas ...

«Estoy muy contento, porque las entidades holguineras me tienen aprecio y cariño. Respetan mi trabajo. Estoy orgulloso por eso», concluye este eterno joven dedicado a las mismas causas de los cubanos.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.