Trabajadores ferroviarios estadounidenses planean iniciar huelga

Desde hace más de dos años, los trabajadores de ese sector valoran con sus directivos un programa de mejoras en las condiciones laborales y aumentos salariales de un 19 por ciento

Autor:

Juventud Rebelde

WASHINGTON, diciembre 2.— Trabajadores de los ferrocarriles de Estados Unidos mantienen hoy un plan de iniciar una huelga el venidero 7 de diciembre, ante la falta de acuerdo con las empresas para negociar un nuevo contrato laboral, según PL.

La decisión responde al fracaso en las conversaciones sostenidas la víspera entre dos de 13 sindicatos ferroviarios, representantes de más de 132 mil obreros, y las compañías.

Desde hace más de dos años, los trabajadores de ese sector valoran con sus directivos un programa de mejoras en las condiciones laborales y aumentos salariales de un 19 por ciento.

En octubre pasado, el Jefe de estado, Barack Obama, designó una Junta Presidencial de Emergencia a fin de facilitar la búsqueda de soluciones factibles para ambas partes y acabar las discrepancias.

Como resultado de la mediación, 11 gremios y los empresarios aceptaron las propuestas de un 18,6 por ciento de incremento en los pagos, presentadas por la Comisión.

Sin embargo, la Asociación Americana de Despachadores de Trenes y la Hermandad de Ingenieros de Locomotora y Ferroviarios continúan la disputa en reclamación de mejores estipendios y condiciones de trabajo, así como para limitar los aumentos en los costos anuales del seguro de salud.

Ante la situación, todas las unidades de negociación determinaron ir a la huelga si el desacuerdo persiste en los siguientes días.

Por su parte, el Comité de la Conferencia Nacional de Transportistas afirmó que el paro podría ocasionar pérdidas a la economía por dos mil millones de dólares diarios.

De acuerdo con representantes de la industria automotriz, citados por medios locales de prensa, el cese de actividades limitará la capacidad de los fabricantes de vehículos para trasladar componentes a las plantas de ensamblaje y paralizará la distribución de los autos terminados.

Al mismo tiempo, agricultores coinciden en que al menos el 30 por ciento de las cosechas podría quedar atascado y una buena parte corre el riesgo de echarse a perder si paran los ferrocarriles.

Las exportaciones también sufrirán afectaciones severas, pues un tercio de los productos enviados al exterior, valorados en alrededor de 190 mil millones de dólares, no llegarán a sus lugares de distribución.

Otro sector dañado será el del carbón, pues dos tercios de ese rubro se mueven a través de las vías férreas y la interrupción de su transportación dañará al país norteño, teniendo en cuenta que el 46 por ciento de la electricidad de los Estados Unidos se genera a partir de esa fuente de energía.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.