Traigo a Trinidad y Tobago la gratitud eterna de nuestro pueblo (+ Fotos y Video)

Afirmó el General de Ejército Raúl Castro Ruz, Primer Secretario del Comité Central del Partido y Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros en su visita a esta hermana nación caribeña

Autor:

Yaima Puig Meneses

PUERTO ESPAÑA, Trinidad y Tobago.— Poco antes de las 10 de la mañana (hora de Cuba), de este miércoles 7 de diciembre, el General de Ejército Raúl Castro Ruz, Primer Secretario del Comité Central del Partido y Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, arribó a Trinidad y Tobago para iniciar su primera visita oficial a este hermano país caribeño.

Puerto España acoge a Raúl con una lluvia a cántaros; también con una hospitalidad incomparable. Mientras desciende de la aeronave la lluvia arrecia, pero ello no impide que la ceremonia de recibimiento se desarrolle tal y como se ha previsto. En la explanada están ya formadas las tropas y al pie de la escalerilla esperan al General de Ejército, George Maxwell Richards, Presidente de la República de Trinidad y Tobago, Kamla Persard-Bissessar, Primera Ministra, y Surujrattan Rambachan, ministro de Asuntos Exteriores y Comunicaciones.

Al recibirlo, la Primera Ministra lamenta la insistente lluvia de la mañana, a lo cual Raúl responde con su habitual sinceridad: “bienvenida la lluvia, mala es la sequía”, y sonríe. Así, luego de que el Presidente trinitario le presente al Jefe del Estado Mayor de la Defensa, avanzan por una alfombra roja hasta la plataforma preparada para el saludo oficial. Mientras, las cámaras de televisión y fotográficas captan cada gesto, cada detalle… de este inusual, pero cálido recibimiento.

Montones de paraguas se han abierto para cubrir a los mandatarios, aún así, la lluvia es tanta que nadie ha podido escapar de ella. El momento solemne continúa, una vez ubicados en la plataforma, la banda de música toca las notas de los himnos nacionales de Cuba y Trinidad y Tobago, al tiempo que retumba el disparo de 21 salvas de artillería.

A continuación, el Comandante de la Guardia de Honor y el Jefe del Estado Mayor, acompañan al General de Ejército a inspeccionar las tropas, perfectamente formadas a pesar de la insistente lluvia. Luego avanzan hasta un salón del aeropuerto Piarco, donde el Presidente George Maxwell Richards presenta a los miembros de su Gabinete, así como a otros invitados, y saluda a la delegación cubana integrada por Ricardo Cabrisas Ruiz, vicepresidente del Consejo de Ministros, el canciller Bruno Rodríguez Parrilla y Rodrigo Malmierca Díaz, titular de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera.

Acto seguido, inicia el recorrido de la caravana hasta el hotel Kapok, distante unos 26 kilómetros del aeropuerto, pero a solo unos pocos minutos del centro de la urbe. La lluvia no ha cesado ni un instante. Por espacio de una media hora la delegación avanza por la extensa autopista y en la medida que se acerca a la ciudad, comienzan a aparecer a sus lados coloridas casitas en los cerros; también modernas edificaciones y viviendas de colores tenues, con techos a dos aguas, preparados para hacer frente a las constantes lluvias que bendicen estas tierras.

Trinidad y Tobago son dos islas, pero ambas conforman una nación caribeña, aunque tienen historias diferentes. Trinidad fue descubierta por Cristóbal Colón durante su tercer viaje a América en 1498, mientras que Tobago permaneció aislada y habitada por indios caribes hasta la llegada de los holandeses en 1632.

Al igual que otras colonias de la región, ambas fueron escenario de numerosas invasiones, lo mismo por parte de los holandeses, franceses que ingleses, hasta que finalmente fueron cedidas a Inglaterra en 1802, oficializándose su estatus de colonia británica en 1814. Después de un proceso gradual de cierta autonomía, lograron su independencia el 31 de agosto de 1962.

Inicialmente la base de su economía local era el azúcar, aunque poco a poco comenzó a ser sustituida por el petróleo, que hacia 1940 se convirtió en la principal actividad económica del país.

Ubicada al sur del mar Caribe, la República de Trinidad y Tobago tiene una extensión territorial de unos 5 mil kilómetros cuadrados y apenas un millón 330 mil habitantes. Su idioma oficial es el inglés, aunque también se reconocen otros como el francés, el español, el creole, el hindi y el chino.

Puerto España es una ciudad muy limpia, ahora engalanada además, con innumerables adornos navideños propios de las festividades de fin de año. Así también recibe el hotel Kapok a la delegación cubana presidida por el Primer Secretario del Comité Central del Partido.

En horas de la tarde, el General de Ejército y la delegación cubana, se dirigen hacia la Residencia Knowsley, a unos pocos minutos del hotel, donde son recibidos por el Presidente George Maxwell Richards. Antes de iniciar las conversaciones oficiales, Raúl firma el libro de visitantes en el cual, con trazo firme, deja constancia de su histórica visita a este país hermano: “Traigo a Trinidad y Tobago, junto al saludo fraternal del pueblo cubano, la gratitud eterna por las relaciones plenas que junto a Jamaica, Barbados y Guyana, establecieron hace 39 años”.

Recuerda así, aquel histórico 8 de diciembre de 1972 en el cual estos cuatro estados, decidieron establecer vínculos diplomáticos con nuestro país, aislado del resto de las naciones por imposición de los Estados Unidos y la Organización de Estados Americanos (OEA), desde 1962.

Luego de este encuentro, el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, acompañado por el Presidente trinitario, coloca una ofrenda floral en el monumento del Parque Memorial, para rendir homenaje a todos aquellos que sirvieron y a la memoria de quienes cayeron durante la Primera y Segunda Guerra Mundial.

Unas pequeñas lloviznas continúan coloreando la tarde trinitaria mientras el General de Ejército se dirige hacia el Centro Diplomático, lugar donde sostendrá conversaciones oficiales con la Primera Ministra, Kamla Persard-Bissessard, quien es además, la primera mujer en ocupar ese cargo en la historia de Trinidad y Tobago.

También allí Raúl firmó el libro de visitantes. En sus líneas reconoció con satisfacción el grado alcanzado en las relaciones con esta nación caribeña y ratificó, en nombre de Cuba, la disposición de continuar desarrollándolas, al igual que con toda la Comunidad del Caribe.

Una vez más, el Presidente cubano agradeció a la Primera Ministra la actitud asumida por su país, Jamaica, Guyana y Barbados en 1972, al iniciar relaciones diplomáticas con nuestra nación, gesto que valoró como un gran apoyo de incalculable valor.

Igualmente, recordó que fue en la I Cumbre CUBA-CARICOM, celebrada el 8 de diciembre de 2002, en La Habana, donde se instituyó esa fecha como el Día CARICOM-CUBA, en reconocimiento a la valentía de esas cuatro naciones. Con esta determinación, hace 39 años, se abrió el camino además, para que los restantes territorios caribeños desarrollaran lazos de amistad y colaboración con Cuba.

Al anochecer, el General de Ejército y la delegación cubana asistieron a una cena oficial ofrecida por el Presidente de Trinidad y Tobago, en la Residencia Knowsley. Antes de concluir, ambos mandatarios pronunciaron algunas palabras finales, en las cuales se destacó la trascendencia histórica de la decisión adoptada por los cuatro países caribeños el 8 de diciembre de 1972. En su intervención, Raúl resaltó, que Cuba seguirá luchando junto a todos los países del Caribe para consolidar la amistad e integralidad que caracteriza sus relaciones; al finalizar, brindó por nuestra Comunidad del Caribe, por Trinidad y Tobago y por Cuba.

Avanza la noche en Puerto España y el ajetreo citadino no cesa. En la Academia Nacional de Artes Escénicas, lugar donde se celebrará este 8 de diciembre la IV Cumbre CARICOM-CUBA, se ultiman los preparativos para iniciar las jornadas de trabajo. Otra vez la integración será un punto fundamental en la agenda de los países caribeños. Otra vez nuestros pueblos se juntan para intercambiar sobre las preocupaciones comunes y ampliar relaciones en medio de una crisis económica global, cuyo alcance y profundidad todavía resultan imposibles de prever.

Por ello, como dijera el General de Ejército en la ceremonia inaugural de la III Cumbre CUBA-CARICOM, celebrada en el año 2008, en la ciudad de Santiago de Cuba: “En tales circunstancias, cobran mayor relevancia los compromisos que hemos sabido construir en años recientes, donde la cooperación y la solidaridad constituyen los pilares de nuestras relaciones”.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.