Admiten que agencia de EE.UU. lava dinero de narcotráfico

La agencia antinarcóticos de Estados Unidos (DEA) realiza operaciones encubiertas de lavado de dinero del narcotráfico desde 1984

Autor:

Juventud Rebelde

WASHINGTON, dic 10.— La admisión de que la agencia antinarcóticos de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) realiza operaciones encubiertas de lavado de dinero del narcotráfico desde 1984, destapa hoy nuevas interrogantes en Estados Unidos. Una carta enviada por el Departamento de Justicia al presidente del comité de supervisión gubernamental de la Cámara de Representantes,  Darrell Issa, alega que esas actividades persiguen identificar la estructura financiera y llegar hasta los más importantes capos de la droga, informa Prensa Latina.

El texto intenta contrarrestar una iniciativa parlamentaria de abrir una investigación para esclarecer los alcances de actividades encubiertas de lavado de dinero planeadas por la DEA en México y Estados Unidos. Sin embargo, el enlace del Departamento de Justicia con el Congreso, el subprocurador Ronald  Weich,  plantea en la carta que el Congreso autorizó a la agencia desde 1984 a usar fondos presupuestados para realizar operaciones encubiertas y también a depositar ganancias de estas acciones en bancos.

El funcionario dijo que estos detalles no son apropiados para que sean discutidos públicamente, dado que estas operaciones tocan preocupaciones importantes de seguridad nacional e involucran seguridad de agentes.  La víspera, el Fiscal General Eric Holder al comparecer en una audiencia del Comité de Justicia de la Cámara omitió toda referencia al asunto, pese a que Ias había anticipado que las operaciones encubiertas de lavado de dinero de la DEA formarían parte de las pesquisas y los interrogatorios al alto magistrado.

Holder compareció en la reunión para aclarar aspectos sobre el fallido operativo de Rápido y Furioso, que permitió el trasiego ilegal de cerca de  2000 armas a México entre 2009 y 2010, y que se convirtió en un tema espinoso para el gobierno del presidente Barack Obama. Según informes, la DEA trabaja con autoridades mexicanas durante varios años para combatir el lavado de dinero de los cárteles de la droga.

Una comunicación de la agencia precisa que la colaboración de su personal con funcionarios gubernamentales en México ha sido muy productiva. La misiva de Weich sostiene, además, que en 1987 el procurador  Edwin Meese autorizó operaciones de esta índole, entre ella la denominada Piscis, que permitió el blanqueo de 116 millones de dólares en Panamá y penetró una red de tráfico de cocaína en Colombia, América del Sur y México.

Según informes, tareas similares se cumplieron en Centroamérica décadas atrás y salieron a relucir durante el escándalo Irán-Contras, acción desarrollada por Washington para abastecer de armamentos a grupos que operaban en Honduras contra el gobierno sandinista de Nicaragua. Al parecer estas actividades de la agencia antinarcóticos estadounidense quedarán fuera de las pesquisas que sigue el Congreso para establecer responsabilidades políticas y judiciales por el escándalo de Rápido y Furioso.

Mientras, analistas consideran que estas prácticas encubiertas pueden influir y propiciar que en la actualidad más de 22 millones de estadounidenses, el nueve por ciento de la población, sean adictos a algún tipo de drogas, según estadísticas oficiales.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.