Doble moral y dobles raseros

Videoconferencia La Habana-Caracas denuncia manipulación de temas esenciales para la humanidad

Autor:

René Tamayo León

Cuando este viernes se conmemore el Día Mundial de los Derechos Humanos, un terrorista como Luis Posada Carriles estará caminando libremente por las calles de la nación que se ha autoproclamado como la mayor defensora de esos principios, denunció Roberto Hernández, perito cubano participante en el juicio contra el terrorista, durante una videoconferencia con enlace entre La Habana y Caracas, la víspera, que puso de manifiesto los dobles raseros de Washington en torno a este tema y en su proclamada lucha contra el terrorismo.

Familiares de los Cinco también participaron en el encuentro virtual desde La Habana, y advirtieron acerca de la importancia de que el Gobierno de EE.UU. facilite las pruebas necesarias para esclarecer el proceso, reportó PL.

Adriana Pérez, esposa de Gerardo, indicó que evidencias importantes para el sumario permanecen retenidas, y solicitó al presidente Barack Obama que brinde las imágenes de satélite del 24 de febrero de 1996, las cuales podrían exculpar a su esposo del cargo de asesinato en primer grado.

Ese día, recordó el despacho, Cuba derribó dos avionetas de la organización contrarrevolucionaria Hermanos al rescate que sobrevolaron el espacio aéreo de la Isla. EE.UU. se niega a hacer públicas las fotos satelitales bajo el pretexto de que constituyen una amenaza para su seguridad nacional, pero en realidad están impidiendo la transparencia del procedimiento judicial, denunció Pérez.

Por su parte, Olga Salanueva, esposa de René, criticó las condiciones de la permanencia de su esposo en EE.UU., obligado a cumplir allí tres años de denominada libertad supervisada, luego de su excarcelación el 7 de octubre, e impedido de regresar a Cuba.

También se escucharon las denuncias del abogado que representa a Venezuela en el pedido de extradición de Posada, José Pertierra, quien señaló vía telefónica que la liberación de Posada Carriles y el encarcelamiento de los Cinco demuestran la manipulación del sistema jurídico de Estados Unidos con fines políticos.

Pertierra reiteró que Posada debe ser juzgado como terrorista, pero sus vínculos con la CIA lo protegen de esos cargos, afirmó.

Desde Venezuela

CARACAS.— A una movilización de las madres del continente y el mundo para reclamar la inmediata liberación de Gerardo, Ramón, Antonio y Fernando, y exigir el regreso urgente de René a Cuba, llamó la destacada política y defensora de los derechos de la mujer, María León, diputada a la Asamblea Nacional.

Desde esta nación bolivariana, la presidenta del grupo parlamentario de amistad con la Isla fue una de las panelistas de la videoconferencia, realizada en la víspera de la celebración, hoy, del Día Internacional de los Derechos Humanos.

El intercambio a uno y otro lado del Caribe versó sobre el caso de los héroes cubanos retenidos injustamente en EE.UU., «una muestra de la aberración de su justicia; país de dos caras cuando de derechos humanos se trata», apuntaron los conferencistas.

Desde Caracas se exigió también la extradición de Posada a este país, lo que Washington impide. Otro ejemplo irrefutable —se denunció— del doble rasero norteamericano en materia de terrorismo.

Al respecto, brindaron testimonios las hermanas Brenda y Marlene Esquivel, sobrevivientes de la matanza de 1972 en el barrio de La Victoria, ordenada y comandada por el entonces jefe de Operaciones de la División de Servicios de Inteligencia y Prevención (DISIP), que unos conocían como Bamby; aquí, se le llamaba Comisario Basilio.

Días aciagos, cuenta Marlene, cuando ni su hija, de 22 días de nacida y prisionera junto a su madre, escapó a la represión. La bebé —hoy ya tiene 39 años— fue víctima de la saña con que se atacó a su madre en las mazmorras.

Durante muchas horas no pudo ser amamantada, y quizá sobrevivió porque en un arresto de coraje, su madre pudo entregarla a un grupo de mujeres que caminaban por los pasillos del edificio de torturas, una de las cuales, por suerte, era una familiar.

A pesar de haber sido torturada a pocos días de nacida, su hija aún padece de las secuelas producidas por el estrés del ambiente de tormentos y la deshidratación, relató su progenitora, al dar detalles de evaluaciones psicológicas y físicas que se le realizaron a ambas recientemente.

Brenda, por su parte, narró cómo, a pesar de sus ocho meses de embarazo, fue atormentada y pateada en el vientre, lo cual la llevó a perder a la criatura.

Brenda y Marlene debieron esperar hasta la revolución bolivariana —más de 30 años— para denunciar públicamente las atrocidades cometidas y dirigidas por el agente CIA Luis Posada Carriles.

Era uno de los sembrados por la corporación de espionaje estadounidense en Venezuela, donde aplicó, cual alumno aventajado, sus tácticas más dolorosas y aviesas; lo mismo que hizo en otros lugares del sur y el centro de América.

A Olga Salanueva y Adriana Pérez, en La Habana, María León les dijo que siempre tiene para los Cinco una rosa blanca, la «rosa de Martí».

«Las mujeres de todo el continente nos debemos hacer sentir como madres y esposas. Seguiremos peleando por su libertad», añadió.

El encuentro en Caracas fue moderado por el periodista y escritor Ernesto Villegas Poljak. Participaron como panelistas, además, Laila Tajeldine, reportera, diplomática y profesora universitaria; Rodrigo Cabezas, presidente del capítulo Venezolano del Parlamento Latinoamericano, y Héctor Navarro, diputado y miembro de la dirección nacional del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

También asistieron académicos, politólogos y funcionarios del Ministerio de Relaciones Exteriores local, así como representantes de la colaboración cubana en Venezuela y Rogelio Polanco Fuentes, jefe de la misión diplomática antillana aquí.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.