Ascienden las víctimas por represión policial en Egipto

El Ministerio de Salud egipcio anunció que este sábado fallecieron seis personas y otras 300 resultaron heridas

Autor:

Juventud Rebelde

EL CAIRO, diciembre 17.— A seis muertos y 300 heridos ascendió la cifra de víctimas de la embestida policial contra manifestantes egipcios en inmediaciones de la sede gubernamental en esta capital, informó este sábado el Ministerio de Salud, reportó PL.

Un parte actualizado de las autoridades sanitarias de Egipto indicó que los fallecidos se suman a los ocho asesinados el viernes en los enfrentamientos desatados la noche del jueves y que se han mantenido. Son en su mayoría jóvenes que acampaban pacíficamente frente a la sede del Consejo de Ministros.

Médicos a título personal, y activistas políticos también corroboraron el número de fallecidos el viernes, pero coincidieron en que los lesionados suman 498, básicamente por palizas, inhalación de gases lacrimógenos y balazos con proyectiles recubiertos de caucho.

Entre los heridos se registraron al menos 18 por el impacto de balas disparadas por las fuerzas de seguridad y matones vestidos de civil, presuntamente infiltrados por servicios afines al gobernante Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas (CSFA), según líderes de la oposición.

Muchas personas sufrieron fracturas en sus extremidades y heridas por apaleamiento, piedras y cristales rotos lanzados por agentes desde azoteas del edificio del Parlamento en la calle Qasr El-Aini, principal escenario de las reyertas, a escasos metros de la plaza Tahrir.

A solicitud de un recién creado consejo asesor, el CSFA negó en una nota cualquier intención de desalojar a activistas que llevan casi un mes acampados frente a la sede del Gobierno, y atribuyó la violencia al supuesto ataque de manifestantes contra un policía de tráfico.

La alegada agresión provocó que guardias de seguridad del Gobierno y la Asamblea del Pueblo (Cámara baja) intervinieran para ayudar a los uniformados a dispersar a quienes se sumaron a la sentada callejera.

Los choques en el centro de El Cairo provocaron la muerte por un balazo en la cabeza del estudiante de quinto año de Medicina, Alaa Abdel-Hadi, suceso por el que familiares y compañeros de la universidad de Ain Shams marcharían hasta el Ministerio de Defensa.

Entretanto, numerosos inconformes pernoctaron en calles aledañas a la plaza Tahrir y el escenario de los disturbios, luego de una jornada en la que incendiaron carros estacionados allí, casetas de policía y oficinas del Parlamento, contra las que lanzaron botellas incendiarias.

Agrupaciones de la Coalición de la Juventud Revolucionaria, de gran protagonismo en las revueltas que derrocaron a Hosni Mubarak en febrero, y partidos políticos, incluido el islamista Libertad y Justicia, condenaron la violencia policial contra civiles desarmados.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.