La guerra de Venezuela e Irán es contra la pobreza

Presidentes Chávez y Ahmadineyad firman nuevos acuerdos en las áreas de la industria, la ciencia, la tecnología y la política

Autor:

René Tamayo León

CARACAS.— Los presidentes de Irán y Venezuela, Mahmud Ahmadineyad y Hugo Chávez Frías, expresaron la satisfacción por la creciente cooperación y desarrollo de las relaciones estratégicas entre ambos países, a través de una Declaración Conjunta a propósito de la visita oficial del mandatario persa.

Ambos estadistas también establecieron un grupo binacional para dar seguimiento al desarrollo y cumplimiento de las políticas de complementación económica y productiva, y firmaron varios acuerdos y memorandos de entendimiento.

El presidente Hugo Chávez desestimó como falsas y fantásticas las versiones de la prensa internacional y los centros de poder hegemónicos acerca de que los vínculos entre Caracas y Teherán tengan un matiz guerrerista o contengan iniciativas militares.

«Nosotros no hemos sido quienes hemos invadido, lanzado bombas atómicas, fomentado golpes de Estado, aplicado genocidio contra pueblo alguno», refirió. Nuestra guerra —dijo— es «contra la pobreza, la miseria, el hambre y el subdesarrollo».

Cooperación e intercambio

Venezuela e Irán desarrollan convenios en agricultura, industria, comercio, energía y turismo, entre otras áreas.

En el sector de la construcción, las empresas asiáticas participan en la edificación de más de 34 000 viviendas aquí, con varios miles terminadas ya, y que están dirigidas a dar solución habitacional a los sectores populares en el contexto de la Gran Misión Vivienda Venezuela.

También hay impactos en la agroindustria local, con el levantamiento de plantas para la industria alimentaria como pasteurizadoras, o procesadoras de maíz para elaborar la harina precocinada de las arepas, el plato básico de la dieta venezolana.

Destacada como una relación en el marco de la cooperación Sur-Sur, también en colaboración con Irán se han erigido en el territorio sudamericano fábricas de tractores, vehículos, y para la industria petroquímica, entre otras.

Los planes a corto plazo incluyen el levantamiento aquí de una fábrica madre para manufacturar un grupo de fábricas especializadas que se necesitan para el despegue industrial y tecnológico de Venezuela.

Esta es la quinta visita de Ahmadineyad a América Latina. Con su estancia aquí da inicio a su gira por cuatro naciones de la región.

Chávez y Ahmadineyad viajarán en las próximas horas hacia Managua, donde asistirán a la toma de posesión, para su segundo mandatado, del presidente Daniel Ortega, reelegido por mayoría en las más recientes elecciones.

Estados Unidos toma represalias contra Venezuela

La expulsión de una diplomática venezolana de territorio estadounidense a pocas horas de la llegada de Ahmadineyad a territorio sudamericano ha sido interpretada por analistas como una represalia de Washington por los vínculos entre Caracas y Teherán, y la visita del mandatario persa en sí.

La cónsul general de Venezuela en Miami, Livia Acosta Noguera, fue involucrada por la derechista cadena televisiva Univisión —raigalmente comprometida con el esquema mediático de manipulación y dominación— en una presunta operación cibernética contra instalaciones nucleares y dependencias federales de EE.UU., sin que exista confirmación de sus servicios de inteligencia ni otras agencias federales.

El Partido Socialista Unido de Venezuela rechazó la expulsión de la diplomática, y calificó la acción como «una actitud arrogante», según el primer vicepresidente de la organización, Diosdado Cabello.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.