Rusia acusa a potencias occidentales de querer derribar al Gobierno sirio

Jefe de observadores árabes desmiente declaraciones hostiles a Damasco

Autor:

Juventud Rebelde

MOSCÚ, enero 13.— Rusia acusó este martes a Occidente de querer derribar al Gobierno sirio, pues las enmiendas introducidas por esas potencias al proyecto de resolución de la ONU sobre la nación árabe elaborado por Moscú, van en esa dirección, declaró este viernes el viceministro de Asuntos Exteriores ruso, Genadiy Gatilov.

El funcionario destacó que «la postura de Occidente difiere radicalmente» de la de Rusia y «desvirtúan el contenido de nuestro texto», el cual exhorta a las partes al fin de la violencia y el inicio de un proceso político sin intervención externa alguna y sin posibilidad de una solución por la fuerza del conflicto sirio», reportó EFE.

Gatilov explicó que la postura de Occidente consiste «en culpar únicamente al Gobierno sirio y obviar todas las actuaciones de la oposición armada».

Apuntó, según la agencia siria SANA, que a pesar de la posición no constructiva de las grandes potencias, Rusia está dispuesta a continuar las consultas sobre el texto del proyecto de resolución que refleja objetivamente la situación en Siria, y anunció que una nueva ronda de consultas comenzará en los próximos días.

En tanto, el general sudanés Mohammad al-Dabi, jefe de los observadores árabes en Siria, desmintió este viernes declaraciones hostiles al Gobierno de Damasco de un miembro del grupo a un canal satelital, y quien después abandonó el equipo, reportó PL.

En una declaración a la prensa, Al-Dabi asevera que lo dicho por el argelino Anwar Malek a la televisora Catarí Al-Jazeera es completamente falso, y le imputó que cometió perjurio. Desde que fue asignado al equipo observador en Homs —relata el general sudanés— Malek no salió de su hotel durante una semana, y no participó en ninguna de las visitas realizadas en localidades de esa provincia, con el pretexto de que se encontraba enfermo.

Desde la pasada semana, la televisora Al-Jazeera comenzó a utilizar a Malek en su propaganda anti-siria. Lo primero que propaló fue que las autoridades le habían robado y después bloqueado el celular, lo cual el propio inspector tuvo que negar, precisó el despacho.

La misión observadora en Siria se encuentra bajo fuertes presiones para que sus informes no se opongan o, al menos, no se distancien del guión trazado por los centros de poder de Occidente y sus aliados árabes en la campaña anti-siria, apuntan observadores.

El general sudanés recalca en su comunicado que Malek cometió perjurio y es responsable de lo que dijo, lo cual no se corresponde con la postura, ni la visión que tienen sus colegas que laboran en Homs, ni  la jefatura del equipo observador.

Según Al-Jazeera, Malek ya en París expresó que esta misión es una farsa, que beneficia al Gobierno sirio y que las autoridades la manipulan y no cooperan ni brindan facilidades para el trabajo, lo cual está en sintonía con la retórica de los adversarios de Damasco.

Al-Dabi reitera su llamado a todos los medios a investigar con exactitud antes de emitir juicios y difundir reportes, y adherirse a la realidad y ser objetivos.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.