Reino Unido enviará destructor a las Malvinas

El destructor HMS Dauntless partirá en los próximos meses hacia el Atlántico Sur para sustituir en labores de patrullaje a la fragata HMS Montrose. La medida es un punto más de fricción entre el gobierno británico y la Casa Rosada

Autor:

Juventud Rebelde

LONDRES, enero 31.— Ante crecientes tensiones con Argentina por la soberanía de las Islas Malvinas, Reino Unido enviará en los próximos meses al disputado archipiélago uno de sus buques de guerra más modernos, informó este martes el ministerio de Defensa británico.

El destructor HMS Dauntless partirá en los próximos meses hacia el Atlántico Sur para sustituir en labores de patrullaje a la fragata HMS Montrose.

Aunque Londres calificó el envío de la nave como una medida de rutina en reemplazo de otro barco de patrulla, la maniobra agudiza las fricciones con Argentina tras la escalada verbal librada entre ambos estados a causa de las polémicas prospecciones petroleras británicas en la litigada zona.

Los reclamos argentinos se basan en la explotación de los recursos naturales de la plataforma suramericana por manos británicas, que toma como base de partida a las Malvinas, islas usurpadas por Reino Unido a Buenos Aires en 1833 y causantes de una confrontación bélica entre ambas naciones en 1982.

Respaldado a nivel continental, el derecho argentino al archipiélago se vio fortalecido en la cumbre del bloque comercial Mercosur, en la que el grupo subregional acordó impedir la entrada a sus puertos de buques con la bandera ilegal de las Malvinas.

Sin embargo, Londres, que se niega a acatar los llamados de Buenos Aires a aceptar las resoluciones de la ONU para una salida pacífica negociada al conflicto, apuesta por una opción militar.

En ese contexto se inscribe el envío del HMS Dauntless, uno de los seis nuevos destructores Tipo 45 con que cuenta la Marina británica.

Equipado con misiles antiaéreos de alta tecnología Sea Viper, el buque posee un avanzado sistema de navegación que hace difícil su detección por radar.

Recientemente, en el plano militar, Reino Unido confirmó el inicio de la construcción en mayo de un aeropuerto en la isla Santa Elena, en medio del Atlántico, cuya terminación tomará alrededor de 48 meses.

El aeródromo, una pista de aterrizaje de 1,8 kilómetros permitirá a las fuerzas británicas acceder con mayor celeridad a las Malvinas en un eventual conflicto con Argentina, según analistas.

Asimismo, Londres anunció el envío de más tropas a territorio malvinense a través de Ascensión, isla dependiente de Santa Elena y principal nexo aéreo entre Port Stanley y la metrópoli.

Entre los soldados a enviarse, estará el príncipe Guillermo, segundo en la línea de sucesión a la Corona británica, quien viajará a las Islas como piloto de helicóptero de rescate, en lo que se prevé sea una puerta para nuevas tensiones.

En la actualidad, en el archipiélago suratlántico están estacionados cuatro modernos aviones Thyphoon, base aérea con radar, y una fragata de patrulla, además de una guarnición de 1 700 hombres, casi equivalente a la población local.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.