Treinta días para elegir sucesor de Christian Wulff

Dimisión del Presidente alemán «desagradó» a la canciller Angela Merkel

 

Autor:

Juana Carrasco Martín

BERLIN, febrero 17.— Con el anuncio de la dimisión del presidente de Alemania, Christian Wulff, el jefe del Parlamento, Norbert Lammert, lanzó un período de 30 días para convocar una asamblea plenaria que deberá elegir el sucesor, dijo ANSA.

Según medios locales, Alemania conocerá al sucesor de Wulff probablemente el próximo 18 de marzo, cuando 1 240 políticos emitan sufragio en votación secreta y nominal sobre los candidatos, de acuerdo con la normativa de ese país, aunque se anunció por el gobierno que se busca «un candidato común» de consenso, para reemplazarlo.

Los llamados a votar son 620 diputados del Parlamento y 620 delegados de los 16 estados germanos, elegidos entre los políticos de los congresos regionales, municipales y de la sociedad civil; y si en las primeras dos votaciones no se alcanza la mayoría absoluta de 621 votos, es elegido como presidente quien obtiene la mayoría relativa en la tercera votación.

Hasta el momento, no está claro si la coalición gubernamental entre democristianos (CDU CSU) y liberales (FDP) puede contar con una mayoría absoluta, dice ANSA, porque la pérdida de una serie de elecciones regionales  en 2010 varió los equilibrios a favor de la oposición.

Entretanto, ya sonaban candidatos para reemplazar a Wulff, acusado de corrupción, como el severo ministro de Finanzas, Wolfgang Schaeuble, quien exigió a los griegos que «ponga en marcha las reformas», o sea, duros ajustes, en medio de la crisis europea.

Según ANSA, el diario Der Spiegel escribió que sería muy riesgoso para la canciller renunciar a una figura como el ministro de Finanzas, en el marco de la grave crisis económica que perjudica al Viejo Continente. Y al menos se citan en la lista de posibles candidatos a uno cinco políticos, entre ellos varios ministros del actual gobierno.

El presidente de la Cámara Baja, Horst Seehofer (CSU), reemplazará interinamente en el cargo a Wulff, según anunció el ya ex presidente, quien declaró a la prensa y a la oposición que le pedían la renuncia desde hace varios días: «Cometí errores, pero siempre fui honesto».

Wulff es acusado de haber obtenido un préstamo de la mujer de un hombre de negocios, por lo que, el jueves, la fiscalía de Hannover solicitó la revocación de la inmunidad de que gozaba como presidente.

La prensa alemana hablaba este viernes de una gran señal política brindada por Merkel, que aceptó la dimisión del segundo presidente de la República sostenido por ella, ya que en mayo de 2010 también renunció Horst Koehler.

La jefa de gobierno pospuso hoy, a través de un llamado telefónico, un encuentro que tenía previsto en Roma con el Presidente del Consejo de Ministros italiano, Mario Monti.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.